Benedicto XVI elogia los valores de la gente del mundo del espectáculo itinerante

4980641w

1 de diciembre de 2012.- Benedicto XVI ha recibido a mediodía en el Aula Pablo VI a los participantes en la peregrinación del “Mundo del espectáculo que viaja”, promovido, en el marco del Año de la Fe, por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, en colaboración con la diócesis de Roma y con la Fundación Migrantes de la Conferencia Episcopal Italiana. Estaban presentes miles de trabajadores de los circos, de las ferias, del teatro de marionetas, titiriteros y miembros de bandas musicales, de música mecánica, de grupos folklóricos y de artistas de la calle.

“Lo que distingue a vuestra gran familia -ha dicho el Papa- es, ante todo, la capacidad de utilizar el lenguaje particular y específico de vuestra arte (…) un camino inmediato de comunicación para entrar en diálogo con grandes y pequeños suscitando sentimientos de serenidad, de alegría y de concordia”.

“A partir de estas características y con vuestro estilo, estáis llamados a testimoniar los valores que forman parte de vuestra tradición: el amor por la familia y por los niños, la atención a los discapacitados y a los enfermos, la valorización de los ancianos y de su patrimonio de experiencias. En vuestro ambiente sigue vivo el diálogo entre las generaciones, el sentido de la amistad, el placer del trabajo en equipo. La acogida y la hospitalidad son propias de vosotros, así como la atención a la hora de responder a los deseos más auténticos, sobre todo de las generaciones más jóvenes. Vuestros oficios requieren renuncia y sacrificio, responsabilidad y perseverancia, valor y generosidad. Son virtudes que la sociedad actual no siempre aprecia pero que han contribuido a formar enteras generaciones de vuestra gran familia”.

“Conozco también -ha proseguido el Santo Padre- los numerosos problemas que conlleva vuestra condición itinerante, como la instrucción de los hijos, la búsqueda de lugares adecuados para los espectáculos y su autorización y los permisos de residencia para los extranjeros. Al mismo tiempo que espero que las administraciones públicas, reconociendo la función social y cultural del espectáculo itinerante, se comprometan a tutelar a vuestra categoría, os animo, a vosotros y a la sociedad civil, a superar cualquier prejuicio y a buscar siempre una buena integración en las realidades locales”.

“La Iglesia se alegra por el empeño que demostráis y aprecia la fidelidad a las tradiciones de las que os sentís orgullosos. Ella misma, que es peregrina como vosotros en este mundo, os invita a participar en su misión divina a través de vuestro trabajo cotidiano. (…)Aunque la vida itinerante os impida formar parte establemente de una comunidad parroquial y no facilite la participación regular en la catequesis y en el culto divino, también en vuestro mundo es necesaria una nueva evangelización. Espero que encontréis, en las comunidades en las que os detenéis, personas acogedoras y disponibles, capaces de salir al encuentro de vuestras necesidades espirituales. No olvidéis, sin embargo, que la familia es el primer camino para la transmisión de la fe, la pequeña Iglesia doméstica llamada a dar a conocer a Jesús y a su Evangelio y a educar según la ley de Dios, para que todos lleguen a la plena madurez humana y cristiana”.

“Os aseguro la cercanía de la Iglesia que comparte vuestro camino y os confío, a todos, a la Santa Virgen María, la “estrella del camino”, que con su presencia maternal nos acompaña en todos los instantes de la vida”, ha concluido Benedicto XVI.

(VIS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s