Bendición de los Corderos en la fiesta de Santa Inés

21 de enero de 2013.- Esta mañana, en la Capilla de Urbano VIII del Palacio Apostólico, siguiendo una tradición centenaria, Benedicto XVI bendijo con ocasión de la memoria litúrgica de Santa Inés dos corderos cuya lana se empleará para confeccionar los palios impuestos a los nuevos Arzobispos metropolitanos el 29 de junio, durante la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo.

Santa Inés fue martirizada alrededor del año 305 y su símbolo es un cordero. La santa está enterrada en la basílica que lleva su nombre en la Via Nomentana en Roma y a la que, tras la bendición papal, son llevados los corderos. Los padres trapenses de la Abadía de las Tres Fuentes crían los animales, mientras que los palios son confeccionados por las religiosas de Santa Cecilia con la lana recién esquilada.

Con el Motu Proprio “Inter Eximia Episcopalis” de 1978, Pablo VI limitó el empleo de los palios al Papa y a los arzobispos metropolitanos. En 1984, Juan Pablo II decretó que los palios serían impuestos a los metropolitanos el 29 de junio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s