El Papa pide la unidad de los cristianos más allá de las diferencias doctrinales

Jan2513VespersReuters_zps13daeacb

25 de enero de 2013.- «Las cuestiones doctrinales que aún nos dividen no deben ser descuidadas o minimizadas. Más bien, deben ser afrontadas con valentía, en un espíritu de fraternidad y de respeto mutuo. El diálogo, cuando refleja la prioridad de la fe, permite abrirse a la acción de Dios con la firme confianza en que nosotros solos no podemos construir la unidad, sino que es el Espíritu Santo el que nos guía hacia la comunión plena, y hace percibir la riqueza espiritual presente en las diversas Iglesias y Comunidades eclesiales».

Es lo que expresó esta tarde Benedicto XVI en la basílica de San Pablo Extramuros durante las Vísperas de la Conversión de San Pablo Apóstol y como clausura de la Semana para la Unidad de los Cristianos. Estaban presentes diferentes representantes de las Iglesias cristianas en Roma.

El movimiento ecuménico, explicó el Papa, no es una «forma de “contrato”, al que se adhieren por un interés común». Además, hoy en día, «en nombre de la autenticidad cristiana para una presencia más incisiva en la realidad de nuestro tiempo», «existe una gran necesidad de reconciliación, de diálogo y de comprensión mutua, en una perspectiva no moralista».

En representación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla estaba presente el arzobispo ortodoxo de Italia y Malta, Gannadios Zervos; por parte de la comunión anglicana, el reverendo canónico David Richardson, representante del arzobispo de Canterbury ante la Santa Sede y director del Centro anglicano de Roma. En la basílica de San Pablo también estaban presentes algunos miembros de la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y las Iglesias ortodoxas orientales, que esta mañana se reunieron con el Papa. También estaba el neocardenal James Harvey, arcipreste de la Basílica de San Pablo y quien fuera estrecho colaborador del Papa como prefecto de la Casa Pontificia.

Benedicto XVI también recordó en la homilía que, como para Abraham, «caminar con Dios» «significa caminar más allá de las barreras, más allá del odio, el racismo y la discriminación social y religiosa, que dividen y perjudican a toda la sociedad en su conjunto. Como afirma San Pablo, los cristianos deben ser los primeros en brindar un luminoso ejemplo en la búsqueda de la reconciliación y de la comunión en Cristo, que supere todo tipo de división».

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos llegó a su edición número 46, a 50 años de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II y durante el Año de la Fe proclamado por el Papa Benedicto XVI para volver a llevar el Evangelio a los países de tradición cristiana que sufren la secularización.

El Papa invitó a proseguir el diálogo y recordó que no se construye la unidad individualmente: «En la sociedad actual, parece que el mensaje cristiano incide cada vez menos en la vida personal y comunitaria; y ello representa un desafío para todas las Iglesias y Comunidades eclesiales. La unidad es en sí misma un supuesto privilegiado – casi un requisito previo – para anunciar de forma más creíble la fe a los que todavía no conocen al Salvador, o que, aun habiendo recibido el anuncio del Evangelio, casi se han olvidado de este don precioso», explicó.

(Vatican Insider)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s