Un obispo chino fallece tras 14 años de reclusión en paradero desconocido

Bispos-desaparecidos

6 de febrero de 2015.- El obispo de Yixian, Mons. Cosme Shi Enxiang, falleció en China a la edad de 94 años. El prelado, pertenciente a la llamada Iglesia subterránea, se encontraba cautivo y en paradero desconocido desde hacía 14 años.

“Fuimos informados por las autoridades del gobierno de la ciudad de Baoding el [pasado] viernes por la mañana, pero ellos no dijeron exactamente cuándo murió o la causa de su muerte”, informó a UCA News su sobrina nieta, Shi Chunyan, de 42 años de edad. “Ahora esperamos al prelado, ya sea su cuerpo o sus cenizas, para que sea devuelto a Shizhuang, nuestro pueblo natal, antes de decidir qué hacer a continuación”, dijo.

“Mis padres y los otros hermanos del obispo están particularmente tristes”, reconoció la mujer. “Ellos han estado intentando, sin éxito, descubrir su paradero desde hace muchos años. Ahora la respuesta a sus preguntas es que está muerto”, lamentó.

Todavía no está claro si el gobierno devolverá el cuerpo del prelado. “La familia de Shi no ha sabido nada más desde la llamada telefónica del viernes. Shizhuang forma parte de Baoding por lo que no deberían tardar mucho en devolver su cuerpo”, señaló este lunes una fuente eclesial.

Monseñor Cosme Shi Enxiang nació en 1921 y fue ordedado sacerdote en 1947. Estuvo preso de 1954 a 1980 en varias ocasiones. Gran parte de ese tiempo lo pasó haciendo trabajos forzados, inicialmente en un campo de trabajo en la provincia de Heilongjiang, y a continuación, en las minas de carbón en la provincia de Shanxi. Después de regresar a Hebei, fue arrestado y encarcelado brevemente de nuevo en 1981 por ejercer su ministerio.

En 1982, fue ordenado secretamente obispo auxiliar de Yixian. Mons. Shi fue detenido de nuevo en 1989 y posteriormente liberado en 1993, como resultado de la presión internacional. Se convirtió en el ordinario de Yixian en 1995, después de que su predecesor, el obispo Liu Guandong, se retirase. Fue arrestado, por última vez, el Viernes Santo de 2001.

Tras la muerte de Shi Enxiang, el único obispo clandestino que todavía sigue denetido en un lugar secreto es monseñor Santiago Su Zhimin. El prelado de Baoding –en la provincia de Hebei– fue arrestado el 8 de octubre de 1997. Muchos gobiernos y asociaciones católicas han reclamado información sobre el obispo Su Zhimin y han solicitado su puesta en libertad. Sin embargo, durante todo este tiempo el gobierno chino nunca se ha pronunciado sobre su estado.

En China, las autoridades permiten la práctica religiosa sólo con personal reconocido y en lugares registrados ante la Oficina de Asuntos Religiosos, bajo el control de la Asociación Patriótica. Los fieles que tratan de salirse de este control, para vivir la fe en comunión con Roma, lo hacen de forma clandestina. Hebei es la región dónde se registra la mayor concentración de católicos del país, con más de un millón de fieles.

(ZENIT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s