Carta de Mons. D. Julián Ruiz Martorell a Mons. D. Joan Piris Frígola sobre los bienes de la diócesis de Huesca en la diócesis de Lérida

Escudo_ruiz

El Obispo de Huesca y de Jaca


Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Joan Piris Frígola
Obispo de Lleida
C/ del Bisbe, 1
25002 LLEIDA

Querido Señor Obispo y hermano en el Episcopado:

A la vista de las sentencias dictadas recientemente por el Tribunal Supremo-Sala de los Contencioso Administrativo desestimando el recurso de Casación impuesto por la Generalidad de Cataluña contra el Decreto por el que se declaran como bienes de Interés Cultural de Aragón, ente otros, las piezas de esta Diócesis que guardas en depósito y pendientes de devolución a esta Diócesis, me siento obligado de hacerte, por parte de ese Obispado, un nuevo requerimiento formal de entrega.

Especialmente, al escuchar el clamor de los fieles de las parroquias de esta Diócesis, de las autoridades civiles y del pueblo aragonés sobre la inexplicable y escandalosa dilación en el retorno de unos bienes que se tienen en depósito y cuya entrega se ha solicitado por la propiedad al depositario, me siento en la obligación de volver a reclamarte la entrega inmediata de dichos bienes que mantienes en el depósito, puesto que tu obligación es devolver esos bienes a sus legítimos propietarios, sin que el hecho de que el depositario los haya dejado en otras instituciones, como el Museo de Lérida,  Diocesano y Comarcal, pueda impedirlo ni pueda ser impedimento para que el depositante levante el depósito cuando lo considere oportuno.

De no producirse la entrega, la Diócesis de Huesca se vería en obligación de denunciar la adscripción del Obispado de Lérida al Consorcio de dicho Museo, puesto que tal adscripción iría contra el carácter de bienes eclesiásticos de dichos bienes, sobre los que el Obispo debe gozar de libertad absoluta para disponer de ellos, conforme a las prescripciones del Código de Derecho Canónico, que incluso impone penas a quienes impidan el uso legítimo de los bienes sagrados (c. 1375)

Conozco el Acuerdo que firmaste ante el Nuncio Apostólico en Madrid, aceptando que se tienen en depósito y acatando los Decretos de la Santa Sede relativos a la entrega de los otros bienes también depositados. Confío pues, querido hermano, que, teniendo en cuenta todo lo anterior, encontrarás el camino para cumplir con tu obligación de devolver cuanto antes a esta Diócesis los bienes reclamados.

Afectuosamente en Cristo.

Huesca, 30 de junio de 2015

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s