D. Vicente Robredo García ha sido elegido administrador diocesano de Calahorra y La Calzada-Logroño

adm_diocesano_calahorra

29 de diciembre de 2015.- Tras la toma de posesión de Mons. D. Juan José Omella Omella como arzobispo de Barcelona, el Colegio de Consultores de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño -reunido en el día de ayer, 28 de diciembre- ha elegido al sacerdote D. Vicente Robredo García, como Administrador diocesano de la diócesis, hasta la elección de un nuevo obispo para la sede riojana.

Robredo García ha sido elegido por los diez miembros del Colegio de Consultores, que se han reunido hoy para decidir, entre los cerca de 150 sacerdotes con más de 35 años, quien sustituiría a Omella hasta que se designe un obispo para la Diócesis riojana, que se calcula que puede tardar varios meses, han confirmado hoy a EFE en el Obispado.

Vicente Robredo García (Ezcaray, La Rioja, 1952) fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1975 y realizó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño. Es licenciado en Filología Románica por la Universidad de Zaragoza y ha ejercido como profesor de Lengua y Literatura en el Seminario Diocesano de Logroño y en el Colegio Santa María (Marianistas) de la capital riojana. Entre 1980 y 1999 fue vicario parroquial y párroco de la parroquia de María Inmaculada de Logroño y ocupa el cargo de vicario general de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño desde 1999 hasta hoy. También ha publicado dos libros de poesía.

El Administrador diocesano ha indicado que asume con «responsabilidad» esta nuevo cargo, en una Diócesis «viva» y «esperanzada», en la que se siente muy arropado por la curia. «Tenía la esperanza de no haber salido elegido, pero ha salido así y me siento arropado y, como espero que no sea para mucho tiempo, sino que nos manden pronto a un obispo, haremos entre todos las cosas lo mejor posible», ha subrayado.

Ha añadido que conoce los «entresijos» de la Diócesis riojana, que no se paraliza por la designación de un administrador diocesano, sino que «las cosas van funcionando», dado que «hay una programación muy bien hecha y hay muchos grupos, delegaciones y comunidades trabajando». Se ha referido a «la preocupación de la Iglesia, que es cómo poder mostrar y ser testigos de algo tan maravilloso como es un Dios que nos quiere tan incondicionalmente».

La Diócesis riojana, ha apostillado, se encuentra en «un periodo de esperanza», dado que en este curso se ha iniciado «una etapa de análisis pastoral, de reflexión de lo hecho durante estos años para plantear propuestas, como dice el Papa Francisco, de Iglesia esperanzada, en salida, que quiere llegar a todos», pero, de modo especial, a «esas periferias existenciales, a ese mundo del dolor, del sufrimiento Y de la pobreza en todos los ámbitos».

(Agencias / Iglesiaactualidad)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s