Monseñor Vallejo reconoce ante el juez que entregó documentos a los periodistas

vallejo

15 de marzo de 2016.- Este lunes los tribunales del Vaticano han retomado las audiencias del juicio por el robo y filtración a la prensa de documentos reservados sobre la reforma económica de la Santa Sede, que tiene cinco imputados. Se retoma así el juicio, después de tres meses de receso, donde están imputados el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, su secretario Nicola Maio, la relaciones públicas Francesca Immacolata Chaouqui y los periodistas Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi.

Monseñor Vallejo Balda ha sido el primero en ser interrogado. La audiencia celebrada hoy, la cuarta desde que inició el proceso en diciembre de 2015, ha durado tres horas y media. De este modo, ha comenzado hoy el interrogatorio al sacerdote español que concluirá mañana. En el juicio estaban presentes tan solo cuatro de los imputados, ya que el periodista Nunzi no se ha presentado aunque sí su abogado, quien ha presentado un impedimento legítimo para justificar la ausencia de su defendido.

Durante su interrogatorio, monseñor Vallejo ha confirmado las declaraciones ya prestadas en su momento a la policía judicial, al fiscal y el memorándum previo al juicio. Asimismo, el fiscal ha preguntado sobre la “comisión en la sombra” de la que varios testigos hablaron, en la que se acusaba a monseñor Vallejo, Francesca y Nicola de haber creado una especie de comisión paralela a la Cosea. Monseñor Vallejo lo ha negado asegurando que él solo trabaja para la comisión creada por el Santo Padre y para la Prefectura de Asuntos Económicos.

El fiscal ha preguntado directamente a monseñor Vallejo si recordaba haber entregado documentos a los periodistas. Tras explicar que cuando terminó el trabajo de la comisión sucedieron “cosas dolorosas” y que “hubo tensiones”, “problemas por la gestión y cómo afrontarlo”, ha reconocido que sí pasó documentos. También ha precisado que recibió mucha presión por parte de Chaouqui porque al concluir su trabajo en la Cosea, ella se quedaba sin trabajo y quería seguir trabajando en el Vaticano.

El acusado también ha reconocido que pasó a Nuzzi cinco páginas con 85 contraseñas para acceder a e-mails y documentos. “Lo he hecho espontáneamente, probablemente no en plena lucidez”.  Al mismo tiempo ha explicado que, cuando lo hizo, tenía la certeza de que su cuenta de e-mail “ya había sido violada”.

Profundizando en su relación con Francesca, el sacerdote español ha explicado que se sentía bajo mucha presión respecto a ella, por sus contactos, su entorno y sus comportamientos. “Tenía miedo al mundo de Chaouqui” ha explicado. Según ha asegurado monseñor Vallejo, Francesca le contó que pertenecía a los servicios secretos.

Por otra parte, el sacerdote ha asegurado que nunca entregó documentos en papel.Además, ha reconocido que llegó un punto en el que si no gestionaba todo esto su situación física corría peligro.

Señalando varios momentos en los que empezó a perder la confianza en su compañera, ha precisado uno sucedido en diciembre de 2014, en la puerta de Santa Ana en el Vaticano. Ese día, Francesca le dijo, ha contado monseñor Vallejo: “Aquí tenemos que buscar ayuda y la única ayuda posible es la mafia”. Cuando ha hecho esta declaración en el juicio, Chaouqui se ha reído.

El sacerdote español ha asegurado que “me sentía presionado, hacía cosas de las que evidentemente me sentía avergonzado, cosas que no podía justificar”. Por eso, escribió en su día una carta a la Secretaría de Estado explicando algunas de sus preocupaciones por lo que estaba pasando. Asimismo, ha reconocido estar convencido de que “Chaouqui le había contado a Nuzzi cosas personales de mi vida, mi familia, de mis relaciones con amigos”.

Por otro lado, ha indicado que el psiquiatra del Vaticano, en este tiempo que ha estado retenido, le está ayudando a recordar.

Una novedad que ha surgido durante la sesión de hoy es que, según monseñor Vallejo, el periodista Gianluigi Nuzzi ha publicado en su libro versiones previas de los documentos que él le entregó, lo que podría ser una muestra de que alguien más le había pasado documentos al periodista.

Al inicio de la audiencia, la abogada de Francesca Chaouqui ha pedido la lectura de la carta que su defendida ha escrito al Papa en la que pide ser absuelta del secreto pontificio para su defensa. Del mismo modo, ha entregado certificados médicos en los que muestra que su defendida tiene pérdidas en el embarazo y corre el riesgo de un parto prematuro, pero confirma su intención de seguir participando en el proceso. Ayer mismo, ha informado la abogada, estuvo en urgencias.

(ZENIT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s