Mons. Jesús Sanz preside la Misa Crismal, en la Catedral de Oviedo

oviedo_crismal

23 de marzo de 2016.- “Para nosotros sacerdotes, hay una llamada explícita a vivir nuestro ministerio misericordiosamente, en medio de un mundo despiadado y duro, con calculada insolidaridad y sofisticado egoísmo. Poder ser humildemente con el trasiego de nuestra vida humana y sacerdotal, ese anuncio de buena noticia que llena de alegría el ansia de los pobres de esperanza”. Así se dirigía a los sacerdotes, religiosos y seglares presentes, el arzobispo de Oviedo, Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, en la Misa Crismal, que se celebró el martes en la Catedral de Oviedo. Fue presidida por el propio Arzobispo, y concelebrada por un buen número de sacerdotes diocesanos.

TEXTO COMPLETO: Homilía de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo

Se trata de una Eucaristía que se celebra una vez al año, poco antes del mismo Jueves Santo, por la que los presbíteros renuevan sus promesas sacerdotales, y se bendicen los santos óleos, que se usarán para ungir a los bautizados, signar a los que reciben la confirmación, y ordenar obispos y sacerdotes, entre otras funciones.

En este Año de la Misericordia, Mons. Jesús Sanz quiso recordar a los sacerdotes presentes que el Papa Francisco les ha pedido algo “tan específicamente nuestro que sería propiamente hablando nuestra más cotidiana entrega en lo que podríamos llamar la misericordia sacerdotal”, refiriéndose a la confesión, y describió el sacramento como “un momento sereno de encuentro con Dios, abriendo mi corazón a un hermano sacerdote para que él en nombre de Dios pueda absolver nuestras faltas y pecados”.

(Archidiócesis de Oviedo)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s