Siervos de Cristo y de los pobres

PapaFrancisco7-400x244

27 de mayo de 2016.- ”La Iglesia entera está llamada a recorrer con Jesús los caminos del mundo para encontrar a la humanidad de hoy que necesita -como escribía Don Orione- el pan del cuerpo y el bálsamo divino de la fe”, ha dicho el Papa recibiendo esta mañana a los participantes en el XIV Capítulo general de la Pequeña Obra de la Divina Providencia (San Luigi Orione), bajo el lema “Siervos de Cristo y de los pobres” y durante el cual se ha elegido al nuevo Superior General, padre Tarcisio Vieira.

Para encarnar en la historia de hoy las palabras de Don Orione es necesario aunar ambas dimensiones de la vida personal y apostólica porque los orionistas han sido llamados y consagrados por Dios “para permanecer con Jesús y servirlo en los pobres y excluidos de la sociedad…vigilando siempre para que la fe no se transforme en ideología, la caridad no se reduzca a filantropía y la Iglesia no acabe siendo una Ngo. Ser siervos de Cristo califica todo lo que sois y lo que hacéis, garantiza vuestra eficacia apostólica, hace fecundo vuestro servicio”, añadió el Pontífice, subrayando que su fundador les pedía que buscasen y medicasen las llagas del pueblo, curasen sus enfermedades y salieran a su encuentro en lo moral y lo material para que de esa forma su acción fuera no solamente eficaz sino también profundamente cristiana y salvadora.

“Os exhorto a seguir estas indicaciones que son muy verdaderas -agregó- Así, imitaréis no solo a Jesús, buen Samaritano, sino que ofreceréis a la gente la alegría de encontrarle y la salvación que lleva a todos. En efecto, quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría.El anuncio del Evangelio, sobre todo en nuestros días, requiere tanto amor al Señor, unido a una decisión especial. He sabido que cuando vuestro fundador estaba todavía vivo en algunos sitios os llamaban ‘los curas que corren’ porque os veían siempre en movimiento, en medio de la gente. Como don Orione también yo os llamo a que no os encerréis en vuestros ambientes, sino a salir. Hacen mucha falta sacerdotes y religiosos que no se queden solamente en las instituciones de caridad -que también son necesarias- sino que sepan ir más allá de sus fronteras para llevar a todos los ambientes, incluso a los más alejados la caridad de Cristo”.

“Vuestro servicio a la Iglesia será más eficaz cuanto más os esforcéis en cuidar vuestra adhesión personal a Cristo y vuestra formación espiritual. Dando testimonio de la belleza de la consagración y de la vida buena de los religiosos, ‘siervos de Cristo y de los pobres’, seréis un ejemplo para los jóvenes. La vida genera vida, el religioso santo y contento suscita nuevas vocaciones”, finalizó el Santo Padre tras confiar la congregación a la protección maternal de la Virgen María que los orionistas veneran como “Madre de la Divina Providencia”.

(VIS)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s