Visita del Papa Francisco a Auschwitz y al Campo de Birkenau

Auschwitz2

29 de julio de 2016.- Esta mañana, tras haber celebrado la Santa Misa en privado en la Capilla del arzobispado de Cracovia, el Santo Padre Francisco se a trasladado a Oświęcim para visitar Auschwitz y el Campo de Birkenau. El Papa Francisco ha llegado a las 9.15 horas al arco de entrada del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, donde ha sido recibido por el Director del Museo.

El Papa ha entrado a pie en el campo a través del arco para dirigirse -a bordo de un coche eléctrico- hacia el Barracón 11, zona simbolólica del campo con el “Muro de la muerte”, donde los nazis fusilaban a los prisioneros. En la “Plaza del Llamamiento”, lugar donde se llevaron a cabo ahorcamientos y donde San Maximiliano Kolbe ofreció su vida a cambio de la de otro preso, el Santo Padre se ha detenido en oración silenciosa y personal. A la entrada al Barracon 11 recibió el saludo de la Primera Ministra de Polonia, Sra. Beata María Szydło, Francisco, y se reunió individualmente con 12 supervivientes de los campos de concentración, la última de las cuales le dio una vela con la que el Papa encendió la lámpara que regaló al Campo, y se recogió en oración.

Seguidamente se dirigió a la “célula de hambre “, lugar del martirio de San Maximiliano Kolbe. El Santo Padre, recibido por el Superior General y el Provincial de la Orden Franciscana de los Frailes Menores Conventuales, entró en la celda del padre Kolbe, del que este año se cumple el 75 aniversario del martirio, haciendo una pausa en la oración durante unos minutos.

A la salida de la Celda de martirio de San Maximiliano Kolbe, el Santo Padre ha firmado en el Libro de Honor, escribiendo en español:

Auschwitz1

                “Señor, ten piedad de tu pueblo!
Señor, perdón por tanta crueldad!”

                                                        Franciscus
                                                        29.7.2016

A las 10.30 horas el Papa Francisco llegó al Campo de Birkenau, el campo más grande en el complejo ubicado en Oświęcim. Después de pasar por la entrada principal del Campo, el Santo Padre fue a bordo de un vehículo eléctrico, a lo largo de la vía férrea al paso del Monumento a las víctimas de las Naciones. Recibido por el Primer Ministro y el Director del Museo de Auschwitz, a la que asistieron cerca de 1.000 personas, el Papa fue a pie delante de las lápidas en los idiomas de las víctimas. Llegado en frente del monumento, se recogió en oración silenciosa, encendió una vela, y luego caminó directamente hacia la última lápida donde se reunió con 25 “Justos entre las Naciones”. Por último, el rabino cantó el Salmo 130 en hebreo y luego se leyó en polaco por uno de los supervivientes.

Una vez concluida la visita al Campo de Birkenau, el Santo Padre Francisco regresó a Cracovia.

Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s