Seguir escribiendo el Evangelio con las obras de misericordia

cq5dam-web-800-8003

30 de julio de 2016.- El santuario de san Juan Pablo II donde el Papa Francisco ha celebrado la misa votiva de la Misericordia con los sacerdotes, religiosos, religiosas, consagrados y seminaristas polacos, es el  corazón del  Centro San Juan Pablo II “No tengáis miedo”, construido entre 2013 y 2015 , que comprende también el museo san Juan Pablo II, una torre de observación, un centro para conferencias, una casa para peregrinos y un centro de rehabilitación.

El color blanco recuerda el de los minerales de arcilla y yeso que se extraían en sus cercanías desde el siglo XVIII y se destinaban a la producción de calcinato y soda caústica. Efectivamente, en el terreno del santuario se encontraba la fábrica de soda “Solvay” donde trabajó Karol Wojtyla durante la Segunda Guerra Mundial.

Construido sobre dos niveles, en  la parte superior se encuentra la iglesia principal, con seis capillas situadas en torno a la nave y al presbiterio. En la puerta de la iglesia está representado san Juan Pablo II rodeado de los santos polacos que beatificó y canonizó. En la parte inferior se encuentra la iglesia de las reliquias, de forma octagonal, circundada por varias capillas temáticas: la devoción mariana del Papa, la capilla del sacerdote con la placa de la tumba en el Vaticano de san Juan Pablo II, la capilla de santa Cunegunda, con la figura de sal de la santa y las paredes en relieve con escenas evangélicas. En el centro de la iglesia de las reliquias, el altar de mármol con la reliquia de la sangre de san Juan Pablo II, contenida en una ampolla entregada al cardenal Stanislaw Dziwisz por los médicos del hospital Agostino Gemelli. Entre otros objetos está también su cruz pectoral  y la túnica que llevaba el 13 de mayo de 1981, la fecha del atentado contra su persona. Los mosaicos del santuario han sido realizados por el grupo internacional de los artistas del Centro Aletti (Centrode Estudios  Ezio Aletti del Pontificio Instituto Oriental), bajo la dirección del padre Marko Ivan Rupnik, S.J. El Centro Aletti di Roma, lugar de  intercambio teologico y artístico entre las tradiciones cristianas de Oriente y Occidente fue fundado por Juan Pablo II en 1993.

Después de escuchar  el saludo del cardenal arzobispo de Cracovia y de las lecturas,  Francisco pronunció una homilía  ante las dos mil personas que participaban en la misa  en la que reiteró que Jesús deseaba ya desde el principio que la Iglesia estuviera en salida, que fuera al mundo, tal como el mismo lo había hecho, no como alguien poderoso, sino en forma de siervo y añadió que Cristo pedía un ponerse en camino ligeros, salir renunciando a las propias seguridades, anclados solamente en él.

Después de impartir la bendición el Santo Padre regresó al arzobispado de Cracovia donde almorzó con el cardenal arzobispo Stanislaw Dziwisz y con doce jóvenes de diferentes nacionalidades (un chico y una chica de cada continente, más un chico y una chica polacos).

TEXTO COMPLETO: Homilía del Santo Padre Francisco en la Santa Misa con sacerdotes, religiosas, religiosos, consagrados y seminaristas polacos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s