Huesca celebra la solemnidad de su patrono, San Lorenzo

ruiz_martorell_10082016_2

10 de agosto de 2016.- Centenares de oscenses devotos han participado en los diferentes actos religiosos programados por la Cofradía y la parroquia laurentina, durante la mañana de hoy, 10 de agosto, festividad de san Lorenzo,  patrón de la diócesis y de la capital oscense. Los actos más entrañables y destacados de la jornada han sido el homenaje a los familiares del compositor y del escritor del Himno de san Lorenzo, la procesión y la Eucaristía Pontifical en la Basílica.

TEXTO COMPLETO: Homilía de Mons. D. Julián Ruiz Martorell en la solemnidad de San Lorenzo, diácono y mártir

A primera hora de la mañana, comenzaban las celebraciones con el rosario de la Aurora, que se ha desarrollado por el interior del templo laurentino y posteriormente, se han celebrado misas a las 7:30, 8:30, 9:30, 10:30 (Pontifical) y a las 13 horas. Además, habrá otra eucaristía a las 8 de esta tarde.

Con motivo del 75 aniversario de la composición del Himno de san Lorenzo, unos minutos antes de las 8:30 de la mañana, la Cofradía de San Lorenzo ha celebrado en el atrio de la Basílica un homenaje, en el que han recordado a José María Lacasa, compositor de dicho canto, y a Ernesto Banzo, escritor de la letra del mismo.  Tras la lectura de unas líneas, el prior de la Cofradía, Lorenzo Arnal, ha entregado a la nieta del compositor y a las hijas de Ernerto Banzo, un ramo de flores con albahaca y una carpeta de agradecimiento. El acto, que ha durado breves minutos, ha sido bastante emotivo y ha concluido con una foto a los pies de la peana del santo oscense, con miembros de la Cofradía y los familiares de los homenajeados.

El tiempo restante antes de comenzar la procesión, se ha terminado de preparar la peana para su salida por la puerta principal del templo Laurentino, mientras sonaba de fondo la música y el sonido de los palos y espadas de los danzantes, que, como es tradición, han bailado frente a la fachada de la Basílica. Pasados unos minutos de las 9:30 de la mañana, ha comenzado la procesión con el busto del santo, acompañado por el párroco de la Basílica, Manuel Malo, otros sacerdotes, miembros de la Cofradía de San Lorenzo y de la Cofradía del Santo Cristo de los Milagros y de San Lorenzo mártir, los danzantes, las mairalesas y otros oscenses y devotos. Al asomarse la peana del santo por el pórtico Laurentino se han escuchado los primeros aplausos y “viva san Lorenzo”, que se han ido repitiendo en diferentes calles y momentos, con pasión y devoción.

En la Catedral, se han incorporado a la procesión el obispo de Huesca, Mons. D. Julián Ruiz Martorell, el Cabildo Catedral y las autoridades de Huesca, Aragón y Tarbes, para regresar al templo Laurentino, donde, ha concluido la procesión con la actuación de los danzantes frente al Altar Mayor, como ofrenda de sus danzes al mártir oscense.

Alrededor de las 11 de la mañana, con un poco de retraso, se ha iniciado la solemne Misa Pontifical, que ha presidido el obispo oscense, quien en su homilía ha mencionado en varias ocasiones la palabra misericordia relacionándola tanto con las lecturas de hoy como con la figura de san Lorenzo.

“Es importante que en este Año Extraordinario de la Misericordia hagamos experiencia viva de la misericordia que Dios nos ofrece, y seamos testigos de la misericordia en nuestro encuentro con tantas personas que sufren injusticias y persecuciones, soledad y marginación, desprecio e incomprensión, amargura y tribulación”, ha expresado el prelado oscense. Con la ayuda de san Lorenzo debemos “abrir los ojos frente a tantas injusticias, nos impulsa a despertar la esperanza, a ser servidores y custodios de la unidad, a ser constructores de convivencia, a no dejarnos desanimar por las dificultades” y “a hacer salir del laberinto de la soledad a quienes malviven en las periferias existenciales”. También ha recordado que en san Lorenzo “encontramos nuestras raíces. Él ofreció su vida para enseñarnos a nosotros a cumplir nuestra misión. Es preciso redescubrir la sabia y humilde constancia con la que san Lorenzo, con su ejemplo y su intercesión, ha sabido introducir a las generaciones sucesivas en la gramática del misterio del amor de Dios”.

Como siempre, en los últimos minutos de su homilía Mons. Julián ha dedicado unas palabras en francés a las autoridades de Tarbes, ciudad hermanada con Huesca, en las que, entre otros puntos, ha mencionado los últimos atentados terroristas que ha sufrido Francia, tanto el acaecido en Niza como el asesinato del padre Jacques Hamel, en Saint Étienne du Rouvray.

El solemne Pontifical ha estado acompañado musicalmente por unas 30 voces masculinas, que bajo la batuta de Antonio Viñuales, han cantado en varios momentos de la celebración. Al final de la celebración, los oscenses han podido besar y venerar algunas reliquias del santo, que se conservan en esta Basílica.

Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Huesca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s