La llamada al apostolado está dirigida a todos

francisco

10 de octubre de 2016.- La Sociedad del Apostolado Católico (Palotinos), la congregación fundada por San Vicente Pallotti (1795-1850),  celebra en estos días su XXI asamblea general cuyo tema es “La regla fundamental de nuestra congregación mínima es la vida de nuestro Señor Jesucristo para imitarlo con humildad y confianza  con toda la perfección posible en todas las obras de la vida escondida y del ministerio evangélico”; una frase tomada de las Obras Completas de san Vicente.

El Papa, recibiéndolos  esta mañana, ha subrayado que el carisma del fundador es “un don precioso del Espíritu Santo porque ha suscitado varias formas de vida apostólica y empuja a los fieles a comprometerse activamente en el testimonio evangélico”. “Vuestro fundador –dijo- se dio cuenta de que para vivir en comunión con Dios se debe poner en el centro de Jesucristo, “el divino modelo de todo el género  humano” y  en este Año Santo de la Misericordia, me gusta recordar que Vicente Pallotti tuvo el don de reconocer que Jesús es el apóstol del Padre, grande en amor y rico de  misericordia; es Aquel que  cumple su misión, revelando  a todos  el amor tierno y la infinita misericordia del Padre. Este misterio de la paternidad de Dios, que se abre a cada hombre, a través de la obra del Hijo, con el corazón lleno de amor y compasión, adquiere un significado especial en nuestro tiempo. Ante nuestros ojos pasan cada día  escenas cotidianas de violencia, rostros sin piedad, corazones endurecidos y desolados.  Por eso necesitamos tanto acordarnos de  ese Padre, cuyo corazón piensa en todos y quiere la salvación de todos los hombres”.

“Contemplando la vida de Jesús y mirando la  nuestra como peregrinos en este mundo, con tantos desafíos, sentimos la necesidad de una profunda conversión y la urgencia de reavivar nuestra fe en Él. Sólo entonces podremos servir a nuestro prójimo en la caridad”, afirmó Francisco,exhortando a los Palotinos a continuar “con  alegría y  esperanza” su trayectoria”.  “A vuestro fundador le gustaba  repetir que la llamada al  apostolado no está reservada a algunos, sino dirigida  a todos “, independientemente de su condición, su estado, su profesión, su fortuna, todo el mundo puede formar parte. La Unión de Apostolado Católico, que es  portadora del carisma de San Vicente Pallotti, ofrece muchos espacios y abre nuevos horizontes para participar en la misión de la Iglesia. Por eso está llamada a obrar con renovado vigor para despertar la fe y reencender la caridad, especialmente entre la población más vulnerable, pobre espiritual y materialmente. En esto, os sostiene –dijo- el  ejemplo de tantos hermanos vuestros, auténticos testigos del Evangelio, que han dedicado su vida a servir a los demás. Yo mismo he conocido algunos durante mi servicio pastoral en  Argentina y conservo un recuerdo agradecido”.

El Pontífice acabó su breve discurso encomendando a todos  a la protección de María Santísima, que San Vicente Pallotti veneraba especialmente como Reina de los Apóstoles.  “Ella, ejemplo de celo apostólico y caridad perfecta, nos invita a la oración incesante  para invocar los dones del Espíritu Santo sobre los apóstoles de hoy, para que el Evangelio de su Hijo se proclame en todos los lugares del mundo”.

VIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s