Síntesis del Mensaje para la Jornada Mundial del emigrante y del refugiado 2017

francisco refugiados

13 de octubre de 2016.- “Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz” es el tema del Mensaje  del Papa para la 103ª Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado que se celebra el 15 de enero de 2017. El Santo Padre quiere esta vez “llamar la atención sobre la realidad de los emigrantes menores de edad, especialmente los que están solos, instando a todos a hacerse cargo de los niños que se encuentran desprotegidos.. y se ven forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de sus familias”.

TEXTO COMPLETO: Mensaje del Santo Padre Francisco para la 103 Jornada Mundial del emigrante y del refugiado 2017

“Son principalmente los niños quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales”, escribe Francisco recordando al mismo tiempo que “la carrera desenfrenada hacia un enriquecimiento rápido y fácil lleva también consigo el aumento de plagas monstruosas como el tráfico de niños, la explotación y el abuso de menores y, en general, la privación de los derechos propios de la niñez sancionados por la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia”. Los niños constituyen el grupo más vulnerables entre los emigrantes porque… no tienen voz; la precariedad los priva de documentos, ocultándolos a los ojos del mundo; la ausenciua de adultos que los acompañe impide que su voz se alce y sea escuchada”.

Para responder a esta realidad, asegura el Pontífice,  en primer lugar hay que ser conscientes de que “el fenómeno de la emigración no está separado de la historia de la salvación….Es un signo de los tiempos …que habla de la acción providencial de Dios en la historia y en la comunidad humana con vistas a la comunión universal” y  la respuesta se centra en “la protección, la integración y en soluciones estables”. Ante todo se trata “de adoptar todas las medidas necesarias para que se asegure a los niños emigrantes protección y defensa”, para lo cual es también necesario “que los inmigrantes precisamente por el bien de su hijos cooperen cada vez más estrechamente con las comunidades que los acogen” y que “ se implemente una cooperación cada vez más eficas y eficiente basada no sólo en el intercambio de información sino también en la intensificación de unas redes capaces que puedan asegurar intervenciones tempestivas y capilares”. Para trabajar por la integración de los niños y los jóvenes emigrantes “el derecho de los Estados a gestionar los flujos migratorios y a salvaguardar el bien común nacional se tiene que conjugar con la obligación de resolver y regularizar la situación de los emigrantes menores de edad”

El Papa dirige al final un “vehemente llamamiento para que se busquen y adopten soluciones permanentes”. Para ello es “absolutamente necesario que se afronten en los países de origen las causas que provocan la emigración”. Y esto requiere como primer paso “el compromiso de toda la Comunidad internacional para acabar con los conflictos y la violencia que obligan a las personas a huir. Además se requiere una visión de futuro que sepa proyectar programas adecuados para las zonas afectadas por la inestabilidad y por las más graves injusticias, para que a todos se les garantice el acceso a un desarrollo auténtico que promueva el bien de los niños y niñas, esperanza de la humanidad”.

VIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s