San Manuel, un regalo para la Iglesia

san-manuel

8 de noviembre de 2016.- El pasado 5 de noviembre, en la Catedral de Jaén, celebramos la Eucaristía de acción de gracias por la canonización de San Manuel González, apóstol de la Eucaristía, Pastor, catequista, escritor, fundador de la Familia Eucarística Reparadora. La Iglesia, al canonizarlo, lo reconoce y presenta al mundo como amigo de Dios, como modelo de fe eucarística, como existencia reparadora y como intercesor para los abandonados de nuestra historia.

Con este motivo se dieron cita en el Tempo Mayor de Jaén, numerosos sacerdotes, Marías de los Sagrarios y Discípulos de San Juan de toda la Diócesis, niños de la RIE y jóvenes de la JER, Misioneras Seglares, miembros de movimientos eucarísticos, consagrados, asociaciones y cofradías y un buen grupo de amigos y conocidos que se unieron a nuestra acción de gracias, junto a D. Amadeo, obispo y pastor de esta Diócesis.

Durante la misa, presidida por el Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro, estuvo presente la reliquia de San Manuel, junto a un cuadro, copia del tapiz que lució en la Basílica de San Pedro durante la canonización.

En la homilía, el Pastor diocesano de Jaén inició sus palabras mostrando la alegría por la santidad de “alguien– dijo- que ha sido y es guía de nuestra vida cristiana y espiritual, le damos gracias al Señor por la canonización San Manuel González”.

El Obispo hizo una semblanza del «Obispo de los Sagrarios», del que afirmó,  “San Manuel siempre tuvo conciencia de que había sido llamado para estar con el Señor, y desde su labor como sacerdote diocesano fue fraguando su camino de santificación, abriéndose a la Gracia del Señor”. En este sentido, Don Amadeo, explicó que la Eucaristía fue el centro de la trayectoria ministerial de San Manuel; “a través de la Eucaristía él sirvió a los pobres, desde la Eucaristía fue un gran Pastor, un gran catequista, en definitiva, fue convirtiéndose en un servidor de universal de las necesidades de todos sus hermanos”.

El Prelado jiennense concluyó sus palabras definiendo a San Manuel González García como “un santo universal que puso su centro en la Eucaristía”.

Por la tarde, después de una comida fraterna en el Seminario, continuamos la jornada festiva en el salón de actos, disfrutando de una breve ponencia de D. Facundo López, párroco de Torreperogil, que nos ayudó a profundizar en la figura de San Manuel como hombre de Dios, hombre de Iglesia y hombre para los demás. Además, gozamos de una rueda de testimonios de diferentes personas que participaron en la peregrinación a Roma y nos transmitieron con entusiasmo y emoción sus vivencias.

Como Misioneras Eucarísticas de Nazaret, expresamos por este medio nuestra inmensa gratitud a todas las personas que se han hecho eco de nuestra alegría y se han hecho presentes, física o espiritualmente.

Que el regalo que la Iglesia nos ha hecho al reconocer la santidad de Don Manuel González sea para todos nosotros un estímulo que nos lleve a seguir caminando en el seguimiento de Cristo, alimentados por su Palabra y su Presencia Eucarística, que nos hace salir constantemente al encuentro del hermano más necesitado.

Misioneras Eucarísticas de Nazaret. Comunidad de Jaén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s