Termina el Año Jubilar, pero no termina la misericordia

clausura-jubileo-cartagena

14 de noviembre de 2016.- Coincidiendo con el Día de la Iglesia Diocesana, se clausuró ayer en la Diócesis de Cartagena el Jubileo de la Misericordia, al igual que en el resto de diócesis del mundo, una semana antes de que lo haga en Roma el Papa Francisco. La Catedral de Murcia acogió la celebración presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes, acompañado por el Arzobispo Emérito de Burgos, Mons. D. Francisco Gil Hellín; así como por el dean y Cabildo de la Catedral, vicarios, rectores de los seminarios y otros sacerdotes diocesanos y de varias órdenes religiosas.

TEXTO COMPLETO: Homilía del obispo de Cartagena en la clausura diocesana del Jubileo de la Misericordia

Durante la homilía, Mons. Lorca agradeció a todos los que durante este año han peregrinado a la Catedral con las zonas pastorales, las parroquias, movimientos o asociaciones laicales y a quienes han colaborado económicamente con el gesto jubilar que permitirá ampliar las instalaciones de la Casa Cuna La Anunciación, fundación diocesana que las Hermanitas de la Anunciación regentan en Sucina, para acoger a mujeres embarazadas en riesgo de aborto y madres que necesitan ayuda.

“Termina el Año Jubilar, pero no termina la misericordia, porque es una actitud que debe de estar presente en el corazón de cada creyente. Si este año ha sido positivo, si nos ha acercado al corazón de Dios y a los demás con corazón samaritano, a partir de ahora mismo puede ser una oportunidad maravillosa para ser testigos de la esperanza y la misericordia en medio del mundo”, explicó el Obispo, invitando también a los presentes a llevar lo vivido en esta celebración a todos los rincones de la Diócesis de Cartagena: “La misericordia que habéis recibido del Señor dadla a los demás”.

En el Día de la Iglesia Diocesana, el Obispo agradeció la colaboración de todos con la Diócesis: “Respondéis siempre ayudando a la Iglesia en vuestras comunidades parroquiales, en los grupos, movimientos, asociaciones, donde trabajáis por el Reino de Dios. Gracias”.

Mons. Lorca recordó a los presentes que el 8 de enero comienza el Año Jubilar de Caravaca de la Cruz, “una oportunidad más para contemplar a Cristo, Puerta de la Vida; durante el mismo, tendremos otra oportunidad para acercarnos al corazón misericordioso de Dios”.

La celebración concluyó cantando el Magníficat ante la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes o de la Misericordia de Puebla de Soto, la imagen mariana que durante todo el Jubileo de la Misericordia ha permanecido en el presbiterio de la Catedral.

Diócesis de Cartagena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s