La fe es luz y debe crecer para que se convierta en testimonio

fran08012017_misa

Santa Misa en la Capilla Sixtina con el rito del Bautismo de algunos niños
Homilía del Santo Padre

8 de enero de 2017.- A las 9.30 horas de hoy, fiesta del Bautismo del Señor, el Santo Padre Francisco ha presidido en la Capilla Sixtina la Santa Misa durante la cual ha administrado el Sacramento del Bautismo a 28 recién nacidos, 15 niños y 13 niñas.

Tras la lectura del Santo Evangelio, el Papa ha pronunciado la siguiente homilía:

Homilía del Santo Padre
[texto original: italiano – traducción: Iglesiaactualidad]

Queridos padres,

Vosotros habéis pedido para vuestros hijos la fe, la fe que será dada en el Bautismo. La fe: esto significa vida de fe, porque la fe debe ser vivida; caminar por el camino de la fe y dar testimonio de la fe. La fe no es recitar el “Credo” los domingos, cuando vamos a Misa: no es sólo esto. La fe es creer en aquello que es la Verdad: Dios Padre que ha enviado a su Hijo y el Espíritu que vivifica. Pero la fe es también confiar en Dios, y esto es lo que debéis enseñarles, con vuestro ejemplo, con vuestra vida. Y la fe es luz: en la ceremonia del Bautismo se os dará una vela encendida, como en los primero tiempos de la Iglesia. Y por esto el Bautismo, en aquellos tiempos, se llamaba “iluminación”, porque la fe ilumina el corazón, hace ver las cosas con otra luz. Vosotros habéis pedido la fe: la Iglesia de la fe a vuestros hijos con el Bautismo, y vosotros tenéis el compromiso de hacerla crecer, cuidarla,  y que se convierta en testimonio para todos los otros. Este es el sentido de esta ceremonia. Y solamente quería deciros esto: custodiar la fe, hacerla crecer, que sea testimonio para los otros.

Y después… ha comenzado el concierto [hace referencia al llanto de los bebes]: porque los niños se encuentran en un lugar que no conocen, han sido levantado antes de lo normal. Empieza uno, da la nota y después los otros lo imitan… Sencillamente porque ha llorado el otro… Jesús también hizo lo mismo, ¿sabéis? A mí me gusta pensar que la primera predicación de Jesús en el pesebre fue el llanto, la primera… Y después, como la ceremonia es un poco larga, algunos tienen hambre. Si es así, vosotras las madres, sin vergüenza, dadles de mamar con toda normalidad. Como la Madre amamantaba a Jesús…

No os olvidéis: habéis pedido la fe, tienéis el compromiso custodiar la fe, de hacerla crecer, que sea testimonio para todos nosotros: también para nosotros sacerdotes, obispos, todos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s