Alocución del Administrador diocesano de Teruel y Albarracín en la Ordenación episcopal de D. Antonio Gómez

adm_ap_teruel_albarracin

Rvdo. D. Alfonso de Belenguer Celma
Administrador diocesano de Teruel y Albarracín

Sábado. 21 de enero de 2017

“Os daré pastores según mi corazón”.

Alabamos, bendecimos y damos gracias al Señor que nos ha dado pastores según su corazón y hoy repite esta misericordia con nosotros.

Querido D. Antonio: En nombre de la diócesis de Teruel y Albarracín, del presbiterio, religiosos, seminaristas y todos los fieles le damos la más cariñosa bienvenida. Hoy nuestro corazón descansa en el suyo, corazón de padre, pastor y maestro.

Damos gracias al Señor que es quien le envía.

Damos gracias a la iglesia que le pone al frente de nuestra querida diócesis, al Santo Padre, al Papa Francisco, al señor Nuncio que le hace presente.

Gracias a usted D. Antonio que en obediencia de amor y sintiendo el desgarro de su querida diócesis de Palencia, muestra en este sacrificio el amor a nuestra diócesis que ya es la suya.

Es el Señor quien le dice:” sal de tu tierra y ve a la tierra que te mostraré”.

Damos gracias a la diócesis de Palencia que nos da a uno de sus mejores hijos con una trayectoria de servicio pastoral muy intensa y fecunda en campos tan importantes como la pastoral de la infancia, de la juventud, la promoción vocacional, la atención al seminario, la vida parroquial y cargos diocesanos como Vicario General y Administrador Diocesano en Sede Vacante.

Con sus cualidades personales, que son muchas, su trayectoria pastoral y la gracia de estado nuestra diócesis es afortunada.

El Señor ha estado grande con nosotros.

La comunión que se da entre las iglesias particulares tiene acentos especiales entre las diócesis de Palencia y Teruel y Albarracín tres obispos palentinos han sido nuestros pastores. Recordamos especialmente al Beato Anselmo Polanco, que dio la vida por amor a la diócesis. D. Antonio, recibe su ordenación episcopal junto al sepulcro glorioso del Beato Obispo P.Polanco así son las carambolas de Dios.

Querido D. Antonio: Le recibimos con un sentimiento de fe muy profundo, como sucesor de los apóstoles, com0 padre, pastor y maestro.

Le recibimos con mucho cariño, con el mismo con que le acompañan tantos palentinos que están aquí y desde la distancia.

Ojalá nosotros sepamos quererle igual.

Viene a nosotros, a esta tierra, a esta iglesia y tendríamos que mostrarle cómo es pero nos perderíamos en datos y aspectos que conocerá muy pronto.

Hoy sencillamente abrimos el corazón. Además,  pensamos que ya la conoce mucho, desde el día que conoció la voluntad del santo Padre para que fuera nuestro obispo desde ese momento en que hizo el primer acto de amor a esta iglesia ha buceado en nuestra historia y en nuestra vida  con los mejores medios de conocimiento que son la oración y el amor.

Nuestra diócesis es sencillamente una porción del pueblo de Dios que vive en esta tierra de Aragón de hombres y mujeres sencillos y nobles, sacerdotes y religiosos muy entregados, ha dado muchas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada y muchos misioneros y no faltan seglares comprometidos en los movimientos y parroquias.

Sabemos que es usted especialmente sensible a la fe y al amor que se manifiesta en el martirio, así lo indica la palma en su sello episcopal. También la diócesis presenta este timbre de gloria en San Joaquín Royo, y los cuarenta y cuatro  ya beatificados y dos causas pendientes que esperan la misma suerte.

Dieron la vida por amor.

Comienza su ministerio Episcopal en la fiesta de Santa Inés por ser el día  más cercano a la fiesta de santa Emerenciana nuestra patrona y hermana de leche de Santa Inés.

Bajo el amparo y protección de la Virgen María como lo indica la estrella de su sello episcopal. La Virgen en su Asunción a los cielos titular de esta catedral, santa María de Albarracín y tantas advocaciones marianas. La Virgen de Belén también se venera en  la diócesis.

Comienza su ministerio bajo el signo de Emaús como reza su lema, con un corazón ardiente y lleno de la alegría de Cristo resucitado nos va a acompañar en el camino y se queda con nosotros.

Srs. Cardenales, Carlos Amigo, Santos Abril, Carlos Osoro,Srs. Arzobispos,Srs. Obispos nos sentimos muy horrados con su presencia y expresión de comunión en este día tan importante por la compañía a D. Antonio. Permítanme un saludo especial a los Obispos consagrantes sr. Cardenal D. Ricardo Blázquez, Sr. Arzobispo de Zaragoza, Sr. Nuncio Apostólico. Obispos de Palencia.  de Teruel y de las provincias eclesiásticas de Burgos y Zaragoza.

Autoridades de Castilla, de Palencia, de Carrión de los Condes, de Albarracín, de Teruel y Aragón al mismo tiempo que les mostramos nuestro respeto y estimamos mucho su compañía agradecemos sus trabajos y desvelos por el bien, la paz y el progreso de nuestros pueblos.

Familiares de D. Antonio, sacerdotes y religiosos de Palencia, diocesanos de Palencia y de Teruel con emoción y acción de gracias, con oraciones,  con flores de Carrión y cantos bendecimos al Señor.

 El Señor nos ha dado un pastor según su corazón. Bendito sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s