Reflexión para el Jueves Santo en la Cena del Señor

JUEVES SANTO EN LA CENA DEL SEÑOR
13 de abril de 2017

“Antes de la fiesta de Pascua habiendo amado a los suyos”

ultima_cena

Liturgia de la Palabra
– Éx 12, 1-8. 11-14.
Prescripciones sobre la cena pascual.
– Sal 115.
R. El cáliz de la bendición es comunión de la sangre de Cristo.
– 1 Cor 11, 23-26.
Cada vez que coméis y bebéis, proclamáis la muerte del Señor.
– Jn 13, 1-15.
Los amó hasta el extremo.

Lo que celebramos esta tarde es el prólogo y la síntesis anticipada del Misterio pascual y la prueba más patente del amor de Dios al hombre. Un amor manifestado en cada uno de los gestos y de las palabras de nuestro Redentor. Hoy conmemoramos especialmente la institución de la Eucaristía, memorial perfecto del sacrificio de Cristo en la cruz, sacramento admirable de su presencia en medio de nosotros, fuente de gracia en esta vida y alimento para la vida eterna. Y con la Eucaristía evocamos también la institución del sacerdocio cristiano que tiene como finalidad primera el asegurar a lo largo de los siglos este santo sacrificio y sacramento. En este día santo se recuerdan así mismo el lavatorio de los pies a los discípulos y el “mandamiento nuevo” del amor fraterno (cf. Jn 13, 35).

Todos estos acontecimientos tuvieron lugar en el marco de la fiesta judía de la Pascua, establecida por Moisés y centrada en el sacrificio y en la cena de un cordero lechal. Por eso la última cena de Jesús con sus discípulos no fue una casualidad o una circunstancia meramente fortuita sino fruto de una decisión especial y, como tal, convenientemente preparada (cf. Mc 14,12-16 y par.). Los cuatro evangelistas y toda la tradición cristiana posterior dan fe de ello a la vez que resaltan el cumplimiento del significado de la pascua antigua en Jesús, señalado expresamente por Juan el Bautista como el verdadero “cordero de Dios que quita el pecado del mundo”  (Jn 1, 29.36). Por eso la liturgia del Jueves Santo hace referencia también a la pascua establecida por Moisés, para que comprendamos mejor que lo antiguo ha pasado y que ahora es Cristo “nuestra víctima pascual inmolada” (1 Cor 5,7b).

Merece la pena que tengamos en cuenta también la referencia pascual de esta celebración vespertina de hoy. Según la tradición judía, reflejada en la I lectura (cf. Ex 12, 1ss.), al llegar la Pascua, las familias se reunían en torno a la mesa común para comer un cordero asado al fuego, previamente sacrificado en el templo, para recordar la liberación de los israelitas de la esclavitud de Egipto. Ahora es Jesús el verdadero cordero pascual que se ofrece por nuestra salvación en la celebración eucarística como he señalado antes. En efecto, en la II lectura hemos escuchado que tomó de la mesa de la última cena el pan y el vino, pronunció una bendición sobre ellos y se los dio a los discípulos para que los consumiesen transformados en su Cuerpo y Sangre. Sus palabras, recogidas por san Pablo, no dejan lugar a dudas:“Tomad, esto es mi Cuerpo”… “Esta es mi Sangre de la alianza, que es derramada por muchos” (1 Cor 11, 22b.24; y par.).

Mediante estos gestos y palabras, a los que siguió el mandato de reiterarlos en memoria suya, Jesús anticipó el sacrificio de la cruz y manifestó su intención deperpetuar su presencia entre los discípulos precisamente  bajo aquellos mismos signos del pan y del vino (cf. Lc 22,19; 1 Cor 11, 24.25). Desde entonces la Iglesia nunca ha dejado de reunirse, especialmente al llegar el domingo, para conmemorar la muerte y resurrección del Señor leyendo cuanto se refiere a él en toda la Escritura y para reconocerlo presente en la Eucaristía con su cuerpo inmolado y con su sangre derramada (cf. 1 Cor 11, 26; SC 6; PO 5).

Pero no contento con manifestar su amor hacia los discípulos, Jesús promulgó el mandamiento nuevo (cf. Jn 13, 34-35) y lo acompañó con el gesto del lavatorio de los pies. El mismo Jesús había afirmado en una ocasión: “El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y dar su vida en rescate por muchos” (Mc 10, 45). Ahora lo vuelve a recordar, pero predicando con el ejemplo. Porque, aunque es el Maestro y Señor, quiso ser el primero también en el servicio para que nosotros sus discípulos le imitemos (cf. Jn 13, 13-17).

El servicio a los demás, para nosotros los cristianos, significa imitar a Cristo en el amor. No lo olvidemos. Es algo esencial en nuestra vida. Nuestra vocación es el amor. Pero el amor sin el servicio, el amor de palabra pero sin la puesta en práctica de lo que significa, es un amor vacío, no es auténtico. En el curso de la Misa recibiremos la comunión, el sacramento del amor de Cristo y, por tanto, el alimento del servicio fundado en el amor, síntesis de todo lo que significa el Jueves Santo. Recordemos la afirmación del apóstol Juan en su primera carta: En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados” (l Jn 4, 10).

† Julián López Martín
Obispo de León


Otros recursos

Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia Católica (CEC), según las indicaciones del Directorio homilético:

CEC 1337-1344: Institución de la Eucaristía
CEC 1359-1361: la Eucaristía como acción de gracias
CEC 610, 1362-1372, 1382, 1436: la Eucaristía como sacrificio
CEC 1373-1381: la presencia real de Cristo en la Eucaristía
CEC 1384-1401, 2837: la Comunión
CEC 1402-1405: La Eucaristía “prenda de la gloria futura”
CEC 611, 1366: la institución del sacerdocio en la Última Cena

Del magisterio del Santo Padre Benedicto XVI:

Homilía. Santa Misa in cena Domini (20.03.2008)

Homilía. Santa Misa in cena Domini (21.04.2011)

Jesús de Nazaret. Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección (Ed. Encuentro, 2011), págs. 69-171

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s