Declaración de los primados de Bohemia, de las Galias, de España y de Polonia

braulio primado polonia

Declaración de los primados con ocasión del sexto centenario de la misión del primado de Polonia

Gniezno, 23 de abril de 2017

Nosotros, los primados de Bohemia, de las Galias, de España y de Polonia, nos hemos reunido junto a la tumba de san Adalberto —mártir de la Iglesia indivisa—, llamado por san Juan Pablo II patrono de nuestro continente, que entonces estaba en proceso de unificación bajo el nombre de Cristo. Con ocasión del sexto centenario de la misión del primado de Polonia, estrechamente ligada al arzobispo metropolitano de Gniezno, deseamos subrayar la unidad de la Iglesia en Europa, así como su atención hacia el presente y hacia el futuro de nuestro continente.

El primer primado de Polonia, el arzobispo Mikołaj Trąba, permanece como modelo de un gran hombre que buscó inspiración en el Evangelio para la solución de los problemas ligados a la crisis de la Europa de aquellos tiempos. La representación polaca en el Concilio de Constanza, dirigida por él, recordó la fuente de la identidad europea: el amor de Dios para con los hombres, prescindiendo de su confesión, nacionalidad o cualquier pertenencia de otro tipo.

El primado del milenio, el cardenal Stefan Wyszyński, celebrando la eucaristía en la catedral de Colonia, afirmó: Europa debería reconocerse de nuevo como una nueva Belén para el mundo, para todos los pueblos y naciones. De hecho, Europa ofreció al mundo un humanismo extraordinario, basado en los descubrimientos del pensamiento griego, de la ley romana y de la Revelación divina. Esta síntesis representa un gran progreso que permitió el desarrollo de Europa y su excepcional contribución a la herencia del mundo entero.

Un año después, el papa Juan Pablo II pronunció en la capital de Polonia las célebres palabras: No se puede de hecho comprender al hombre hasta el fondo sin Cristo. O, más bien, el hombre no es capaz de comprenderse a sí mismo hasta el fondo sin Cristo. No puede entender quién es, ni cuál es su verdadera dignidad, ni cuál es su vocación, ni su destino final. Y cuando llegó a Gniezno en 1997, en el umbral de una nueva etapa de la integración europea, ante los presidentes de siete países del oeste al este del continente, exhortaba: No habrá unidad en Europa hasta que no se funde en la unidad del espíritu.

Ahora, el papa Francisco nos recuerda que Europa no es un conjunto de normas que cumplir, o un manual de protocolos y procedimientos que seguir. Es una vida, una manera de concebir al hombre a partir de su dignidad trascendente e inalienable. Es éste el mensaje que nosotros, Iglesias y primados de varios países, deseamos repetir hoy a Europa. La historia de nuestro continente está llena de caminos sin salida, de ideologías inhumanas, de conflictos y guerras sangrientas. Sin embargo, Europa siempre ha sabido volver con humildad a sus propias raíces, acogiendo el Evangelio y construyendo una civilización a la medida del hombre. No lograremos superar esta crisis multiforme si primero no nos arrodillamos y volvemos a las fuentes, sin las cuales permanecen difíciles de comprender los valores europeos —libertad, justicia, dignidad de la persona y respeto del bien común—.

Reconociendo nuestra responsabilidad común, siguiendo al santo padre Francisco, nos dirigimos a las naciones y a los líderes europeos con una llamada a la solidaridad que comporta la conciencia de formar parte de un solo cuerpo y, al mismo tiempo, implica la capacidad que cada uno de los miembros tiene para «simpatizar» con el otro y con el todo (discurso del santo padre en el sexagésimo aniversario de la firma de los Tratados de Roma). Europa necesita, —quizás más que nunca en el pasado— un consenso que se base en los valores cristianos y humanos, alcanzado en un espíritu de solidaridad y subsidiariedad, libre de populismos y del egoísmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s