Concluye el Congreso Internacional “Consagrados llamados a ser la aurora de la Iglesia”

consagrados

7 de mayo de 2018.- Se concluyó ayer el Congreso internacional “Consecratio et consecratio per evangelica consilia”organizado por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. En estos días los consagrados y consagradas de todo el mundo se encontraron para compartir reflexiones y experiencias sobre los temas de la consagración, el carisma, la fraternidad y la misión.

«Debemos continuar caminando juntos en sinodalidad, porque el Espíritu Santo habla donde existe la armonía de la vida fraterna», dijo el Cardenal De Aviz, Prefecto de la CIVCSVA en la conclusión de la sesión celebrada ayer, 6 de mayo de 2018.

Una reflexión sobre la consagración, que se ha iniciado en estos días y que es necesario continuar desarrollando, primero desde el punto de vista teológico, a partir del Concilio Vaticano II y desde el Magisterio y trabajando junto con otros Dicasterios, así lo ha afirmado Mons, José Rodríguez Carballo, OFM, Arzobispo Secretario CIVCSVA en el desarrollo de la síntesis conclusiva. «La consagración es una realidad dinámica, in itinere… Es una identidad en relación, porque el carisma tiene un aspecto relacional. Podemos ser la aurora de la Iglesia – como nos ha dicho el Papa – si caminamos juntos, en comunión con la Iglesia y en comunión con el mundo».

«La experiencia que estoy haciendo en estos días – ha dicho Kris Van Damme, consagrado de la Familia espiritual la Obra – es la de ver y encontrar una gran diversidad de carismas y de modos de vivir y de entender la consagación. No obstante la diversidad veo la unidad por amor de Cristo y el compromiso con la Iglesia, además una fuerte experiencia de Espíritu Santo».

También lo afirma, Jeanne Marie Cooper, 33 años, consagrada del Ordo Virginum desde hace más o menos 10 años, que desarrolla su profesión de juez y coordinadora del tribunal matrimonial en la Diócesis de Winona-Rochester: «En este Congreso me he sentido animada por la apertura de la Congregación hacia las diversas formas de vida consagrada, como el Ordo Virginum, que son nuevas realidades en la vida de la Iglesia. También he sentido una gran alegría encontrar otras vírgenes consagradas de todo el mundo y descubrir como son de semejantes nuestras experiencias personales, a pesar de nuestros contextos culturales diferentes».

ZENIT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s