Subsidio litúrgico para la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús (8 de junio de 2018)

Subsidio litúrgico
para la Sede presidencial

Viernes posterior al segundo domingo después de Pentecostés
SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
Solemnidad

liturgiaCristoapure

Antífona de entrada          Sal 32, 11. 19

Los proyectos de su Corazón subsisten de edad en edad, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre.

Monición de entrada

Celebramos hoy la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús; celebramos el amor misericordioso de Dios, manifestado en Cristo, simbolizado en su Corazón.

Acto penitencial

Tú que has venido a sanar los corazones afligidos:
Señor, ten piedad. R/.

Tú que nos has amado hasta el extremo:
Cristo, ten piedad. R/.

Tú que nos has revelado el amor de Dios Padre:
Señor, ten piedad. R/.

Se dice Gloria.

Oración colecta

Dios todopoderoso,
concede a quienes,
alegrándonos en el Corazón de tu Hijo amado,
recordamos los inmensos beneficios de su amor hacia nosotros,
merecer recibir una inagotable abundancia de gracia
de aquella fuente celestial de los dones.
Por nuestro Señor Jesucristo.

O bien:

Oh, Dios, que en el Corazón de tu Hijo,
herido por nuestros pecados,
te has dignado regalamos misericordiosamente
infinitos tesoros de amor,
te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestra piedad,
manifestemos también una conveniente reparación.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Se dice Credo.

Oración de los fieles

Oremos con la confianza puesta en Cristo, por quien tenemos libre acceso a Dios Padre.

Por la Iglesia, nacida del corazón de Cristo, roguemos al Señor.

 Por las vocaciones sacerdotales, para que Cristo, el Buen Pastor, conceda a nuestra diócesis sacerdotes a la medida de su Corazón, roguemos al Señor.

Por los que tienen que soportar el yugo pesado de la injusticia, la soledad, la incomprensión, roguemos al Señor.

Por los que se sienten cansados y agobiados por tantos trabajos y sufrimientos, roguemos al Señor.

Por los enfermos, los moribundos, roguemos al Señor.

Por nosotros, que conocemos y celebramos el amor de Cristo, roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos has manifestado tu amor en el corazón de tu Hijo: muéstranos también tu inmensa bondad escuchando las oraciones de tu pueblo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la comunión

Señor, que el sacramento de la caridad,
encienda en nosotros el fuego del amor santo
por el que, cautivados siempre por tu Hijo,
aprendamos a reconocerle en los hermanos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Monición de despedida

Dice el Señor: «El que tenga sed, que venga a mí; el que cree en mí, que beba. De sus entrañas manarán torrentes de agua viva».

 


SUGERENCIAS DE CANTOS

Canto de entrada: Juntos, como hermanos (CLN, 403);
o bien: El Señor nos llama (CLN, A 5).

Canto de comunión: Donde hay caridad (CLN, O 26).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s