El cardenal Cañizares ordenará diez nuevos sacerdotes este sábado en la Catedral de Valencia

canizares

22 de junio de 2018.- El arzobispo de Valencia, cardenal D. Antonio Cañizares Llovera, conferirá este sábado la ordenación sacerdotal a diez diáconos en el transcurso de una misa que presidirá, a las 11 horas, en la Catedral y en la que concelebrarán centenares de sacerdotes.

Los nuevos sacerdotes son Juan Alberto Ballester, de 28 años, de El Verger; Jordi Cerdá, de 28 años, natural de Canals; Carlos Dutor, de 30 años, de Valencia; Daniel Francés de 36 años, de Alzira; José Manuel Giménez, de 50 años, Oliva, José Gómez, de 26 años, de Torrent; Juan-Honorio Huguet, de 24 años, de Llutxent; Antonio Muñoz, de 26 de Ontinyent; Juan Pérez, de 27 años de Valencia; y Camilo Ruiz de 35 años, de Valencia.

Con el Cardenal concelebrarán numerosos sacerdotes, entre ellos los rectores y formadores de los Seminarios, miembros de la Curia Diocesana y del propio Cabildo de la Catedral, en esta misa en la que cantará el coro del Seminario Metropolitano de Moncada, según fuentes de la delegación diocesana de Liturgia del Arzobispado.

El rito de ordenación sacerdotal, que tiene su origen en los primeros tiempos del cristianismo, dará comienzo tras las lecturas de la Palabra de Dios con la “llamada a los elegidos, ya que es la Iglesia quien llama por medio del obispo a quienes va a confiar el ministerio”.

Tras la ordenación por la imposición de manos del Cardenal, varios presbíteros colocarán la estola y la casulla a los nuevos sacerdotes. A continuación, el Arzobispo ungirá con el crisma las manos de cada nuevo presbítero, como “se unge todo lo que va a ser dedicado a Dios”.

Finalmente, el Cardenal dará a cada uno de ellos el beso de la paz y a partir de ese momento comenzará la liturgia eucarística. Al final de la celebración, los nuevos sacerdotes recibirán la felicitación de sus familiares y amigos.

Toque especial de campanas para la ordenación

A las ordenaciones, tanto de presbíteros como de obispos, “les corresponde un toque especial con volteo 4 ó 5 de las campanas mayores de la Catedral, que acompaña el momento más solemne, durante el ´silencio sagrado`, cuando el celebrante, y después los demás sacerdotes, imponen las manos a los nuevos ordenados”, según el presidente de los Campaners de la Catedral, Francesc Llop, que ha explicado que “en ese momento suenan solamente las campanas, en lo alto de la torre del Micalet, un sonido que remarca el momento silencioso y solemne de la imposición de manos”.

Además, las campanas suenan al inicio de la misa de las ordenaciones y durante la Consagración, mientras que el único toque completo coincide con la imposición de manos.

AVAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s