Subsidio litúrgico para la memoria de los santos Protomártires de la santa Iglesia Romana (30 de junio de 2018)

Subsidio litúrgico
para la Sede presidencial

30 de junio
Santos Protomártires de la santa Iglesia Romana

liturgiaCristoapure

 

Antífona de entrada

Las almas de los santos, que siguieron las huellas de Cristo, viven gozosas en el cielo. Derramaron la sangre por su amor, por eso se alegran Cristo para siempre.

Monición de entrada

Conmemoramos hoy en una misma celebración a todos los mártires de la Iglesia de Roma durante la primera persecución contra los cristianos decretada por el emperador Nerón el ano sesenta y cuatro.

Estos, cuyos nombres solo Dios conoce, amaron a Cristo durante su vida y le imitaron en su muerte; por eso, junto con los apóstoles Pedro y Pablo, reinan con él para siempre.

Oración colecta

Oh, Dios,
que santificaste fecundos los comienzos de la Iglesia Romana
con la sangre de los mártires,
concédenos que nos fortalezca su valentía
en la lucha de tan gran combate
y nos alegremos siempre en la victoria santa.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles

En esta conmemoración de los santos Protomártires de la santa Iglesia Romana, oremos a Dios Padre.

Por la Iglesia; para que se sienta fortalecida con el testimonio de los mártires, roguemos al Señor.

Por los cristianos que sufren persecución o discriminación social por su fidelidad
al Evangelio; para que salgan fortalecidos de la prueba, roguemos al Señor.

Por los que se dedican al servicio de los demás con gran riesgo de sus vidas; para que su generosidad venza nuestro egoísmo, roguemos al Señor.

Por los que mueren víctimas de las guerras, del terrorismo; para que su sangre derramada no sea inútil, roguemos al Señor.

Por nosotros; para que el testimonio de los mártires nos reconforte en las pruebas
de cada día, roguemos al Señor.

Escucha, Señor, nuestras suplicas, por la intercesión de los santos Protomártires de la santa Iglesia Romana, cuya sangre derramada por Cristo clama a ti en nuestro favor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la comunión

Oh, Dios,
que iluminaste de modo admirable
el misterio de la cruz en tus santos mártires,
concédenos, por tu bondad,
que, fortalecidos por este sacrificio,
permanezcamos siempre fieles a Cristo
y trabajemos en la Iglesia por la salvación de todos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s