Subsidio litúrgico para el XVI Domingo del tiempo ordinario (22 de julio de 2018)

Subsidio litúrgico
para la Sede presidencial

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Año B)

liturgiaCristoapure

Antífona de entrada          Sal 53, 6. 8

Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida. Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre, que es bueno.

Monición de entrada

Toda la historia de la salvación nos recuerda que Dios no permanece insensible ante nuestros cansancios, miserias e ignorancias humanas. Si nos volvemos a Él, Él nos escucha.

Acto penitencial

Tú, que tienes compasión de nuestros cansancios y fatigas: Señor, ten piedad. R/.

Tú, que has venido a dar a tu rebaño la paz y la reconciliación: Cristo, ten piedad. R/.

Tú, que nos reúnes a la mesa de tu Palabra y del Pan de vida para saciar nuestra hambre: Señor, ten piedad. R/.

En lugar del acto penitencial, se puede celebrar el rito de la bendición y de la apersión del agua bendita.

Se dice Gloria.

Oración colecta

Muéstrate propicio con tus siervos, Señor,
y multiplica compasivo los dones de tu gracia sobre ellos,
para que, encendidos de fe, esperanza y caridad,
perseveren siempre, con observancia atenta, en tus mandatos.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Se dice Credo.

Oración de los fieles

Hermanos: Cristo es nuestra paz. Por medio de Él podemos presentarnos al Padre, en el Espíritu, seguros de que la ternura y la compasión de Dios se manifiestan en quien ora con fe.

 Por el Papa Francisco, por nuestro obispo N. y por todos los sacerdotes, imagen de Cristo Pastor, para que imitando al maestro puedan guiar a la Iglesia con amor, sabiduría y coraje, roguemos al Señor.

Por quienes tienen en sus manos el gobierno de las naciones, para cumplan su función imitando las actitudes de Jesús, Buen Pastor, preocupándose de los más débiles y necesitados, especialmente en estos tiempos difíciles, roguemos al Señor.

Por quienes están cansados y oprimidos, por todos los que sufren: para que a través de la plegaria y el testimonio de los creyentes descubran la fidelidad de Dios, roguemos al Señor.

Por quienes buscan el sentido de su vida sin encontrarlo, por quienes están asaltados por las dudas, por quienes viven en la prueba, para que puedan reconocer en Jesús y en su evangelio la cercanía de Dios, que nunca se aleja del hombre creado a su imagen y semejanza, roguemos al Señor.

Por todas nuestras familias, para que puedan vivir siempre den la armonía y la paz, poniendo en el centro el respeto a la persona, la tutela de la vida y la educación cristiana de las nuevas generaciones, roguemos al Señor.

Por cada uno de nosotros, para que en la participación de la Eucaristía reconozcamos la cercanía de Dios  en Cristo, que anima y guía a su pueblo por el camino justo, roguemos al Señor.

 Por la paz en el mundo entero y el cese de toda violencia, roguemos al Señor.

Concede, oh Padre, a tu Iglesia, convocada para la Pascua semanal, gustar en la Palabra y en el Pan de vida la presencia de tu Hijo, para que reconozcamos en Él el verdadero profeta y pastor, que nos guía a las fuentes del gozo eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor

Oración después de la comunión

Asiste, Señor, a tu pueblo
y haz que pasemos del antiguo pecado
a la vida nueva
los que hemos sido alimentados
con los sacramentos del cielo.
Por Jesucristo, nuestro Señor. 

 


SUGERENCIAS DE CANTOS

Canto de entrada: Sálvanos, Señor Jesús (CLN, A 16);
o bien: Anunciaremos tu Reino (CLN, 402); Juntos, como hermanos (CLN, 403).

Canto de comunión: El cáliz que bendecimos (CLN, 536);
o bien: En la fracción del pan (CLN, O 5).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s