Subsidio litúrgico para el XIX Domingo del tiempo ordinario (12 de agosto de 2018)

Subsidio litúrgico
para la Sede presidencial

XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Año B)

cristo jesus

Antífona de entrada          Cf. Sal 73, 20. 19. 22. 23

Piensa, Señor, en tu alianza, no olvides sin remedio la vida de tus pobres. Levántate, oh, Dios, defiende tu causa, no olvides las voces de los que acuden a ti.

Monición de entrada

La liturgia de hoy nos invita a reconocer la bondad de Dios para que nuestra fe sea renovada y fortalecida por la Palabra y el Pan de Vida, y encuentre, así, la energía para expresarse en obras de misericordia y benevolencia al servicio del prójimo.

Acto penitencial

Tú, que das vigor a nuestra fe con el Pan de la vida:
Señor, ten piedad. R/.

Tú, que nos das tu Cuerpo, que nos fortalece en nuestro camino:
Cristo, ten piedad. R/.

Tú, que nos haces imitadores de Cristo en el mundo:
Señor, ten piedad. R/.

En lugar del acto penitencial, se puede celebrar el rito de la bendición y de la apersión del agua bendita.

Se dice Gloria.

Oración colecta

Dios todopoderoso y eterno,
a quien, instruidos por el Espíritu Santo,
nos atrevemos a llamar Padre,
renueva en nuestros corazones el espíritu
de la adopción filial,
para que merezcamos acceder a la herencia prometida.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Se dice Credo.

Oración de los fieles

Al Padre de la Misericordia, que no abandona nunca a sus Hijos, sino que les da el Pan del cielo, elevemos con gozo nuestra plegaria.

Por la Iglesia, para que cada uno de sus miembros se sienta continuamente llamado a renunciar a la atención de vivir un cristianismo aislado de los demás, todos sepamos, por el contrario, confiar en Dios, que alimenta nuestra fe y nuestra comunión, roguemos al Señor.

Por todos los que, como Elías, se sienten cansados y desanimados: para que sepan encontrar en el Pan eucarístico la fuerza para afrontar el camino cotidiano, roguemos al Señor.

Por quienes sufren en su persona y en sus familias las consecuencias de la crisis económica, para que puedan encontrar el auxilio de nuestra caridad, roguemos al Señor.

Por nuestra comunidad parroquial, para que sepa renovarse día a día en el signo de la caridad, reconociendo en cada hombre a Cristo, que quiere ser escuchado y servido, roguemos al Señor.

Por nosotros aquí reunidos, para que participando en la mesa de la Palabra del Señor y en la de su Cuerpo y Sangre recibamos la fuerza para vivir en la esperanza y en el amor, roguemos al Señor.

Guía, oh Padre, a tu Iglesia peregrina en el mundo, escucha y acoge nuestra plegaria, y ayúdanos con la fuerza del alimento de no perece, para que, perseverando en la fe de Cristo, podamos contemplar la luz de tu rostro. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la comunión

La comunión en tus sacramentos
nos salve, Señor,
y nos afiance en la luz de tu verdad.
Por Jesucristo nuestro Señor.


SUGERENCIAS DE CANTOS

Canto de entrada: Sálvanos, Señor Jesús (CLN, A 14);
o bien: Juntos, como hermanos (CLN, 403); Anunciaremos tu reino (CLN, 402).

Canto de comunión:Una espiga (CLN, O 17);
o bien: Si me falta el amor (CLN, 742); Hambre de Dios (CLN, O 13)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s