Conferencia de prensa para la presentación de las iniciativas de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI

portavoz-vaticano-Federico-Lombardi-da-rueda-prensa-anuncio-renuncia-hecho-papa-Benedicto-XVI

20 de septiembre de 2018.- A las 11 horas de esta mañana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar la conferencia de presentación de  las próximas iniciativas de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI:

a) La segunda edición del Premio “Razón abierta”, en colaboración con la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid), el 24 de septiembre de 2018, en la sede de la Academia de Ciencias, en el Vaticano.

b) La octava edición del “Premio Ratzinger” (con el anuncio de los ganadores), el 17 de noviembre de 2018, en el Vaticano.

c) El octavo Simposio Internacional sobre el tema: “Derechos fundamentales y conflictos entre derechos”, en colaboración con la Libera Universitá Maria Santissima Assunta (Roma), 15-16 de noviembre de 2018, en Roma.

Han intervenido en el acto: Su Eminencia el  cardenal  Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo Pontificio para la Cultura y miembro del Comité Científico de la Fundación; P. Federico Lombardi, S.I., Presidente del Consejo de Administración de la Fundación; Prof. Giuseppe Dalla Torre, ex Rector de la Libera Universitá Maria Santissima Assunta (Roma) y el Sr. Max Bonilla, Jefe de Relaciones Externas de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid).

Ofrecemos continuación el discurso pronunciado por el P. Federico Lombardi durante la conferencia de prensa:

Intervención del P. Federico Lombardi, S.I.

El objetivo de esta conferencia es presentar las tres actividades principales de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI durante este otoño de 2018. Doy las gracias al cardenal Ravasi, que preside esta conferencia en la doble calidad de Presidente del Consejo de la Cultura y miembro del Comité Científico de la Fundación Ratzinger.

Recuerdo que la Fundación se estableció en 2010 con el objetivo de promover estudios y publicaciones sobre la obra y el pensamiento de J. Ratzinger-Benedicto XVI, y más en general de promover  estudios teológicos y disciplinas relacionadas.

Las iniciativas concretas indicadas en el estatuto abarcan principalmente tres ámbitos: 1. premios para estudiosos y obras meritorias; 2. conferencias y reuniones de estudio y publicaciones; 3. becas para estudiantes de doctorado.

Durante el año pasado, recuerdo particularmente el congreso sobre el tema de la Encíclica Laudato si’ en colaboración con la Universidad Católica de Costa Rica (30.11 – 2.12 2017) y las diversas publicaciones de artículos, entrevistas, etc. con motivo del quinto aniversario de la conclusión del pontificado de Benedicto XVI.

Ahora tenemos ante nosotros un otoño lleno de iniciativas que presentamos hoy, junto con algunos protagonistas de las dos iniciativas llevadas a cabo en colaboración,  es decir el Sr. Max Bonilla en representación del Rector de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid), el Prof. Daniel Sada, y el Prof. Giuseppe Dalla Torre, ex Rector de la Universidad LUMSA, en representación del Rector, Prof. Francesco Bonini, que se encuentra fuera de Roma. Les agradezco su presencia.

La primera iniciativa, el Premio “Razón abierta“, nació de la colaboración con la Universidad española Francisco de Vitoria, con la que la Fundación ya había organizado una de sus importantes conferencias anuales, la que se celebró en Madrid en 2015 sobre el tema “La oración, fuerza que transforma el mundo”, con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Ávila. Esta iniciativa ya no es una novedad: Este año se trata de la segunda edición del Premio, que se titula “Razón abierta” porque está inspirada en una idea central en el pensamiento de Ratzinger. Él insiste en la necesidad de tener una visión amplia y abierta de la razón y su ejercicio en la búsqueda de la verdad y de la respuesta a las preguntas fundamentales sobre la humanidad y su destino. Esta idea es fundamental para el diálogo entre la Iglesia y la cultura moderna, y entre las ciencias y la filosofía y la teología y, por lo tanto, también es una idea fundamental para la forma de pensar acerca de la universidad y su función. La iniciativa para este premio provino precisamente de la Universidad Francisco de Vitoria y nuestra Fundación se unió de buen grado. Como quizás recuerden, la ceremonia de premiación de la primera edición tuvo lugar en Roma, el 27 de septiembre del pasado año, en la Academia de Ciencias, y dado el éxito, continuaremos este año de manera análoga.

Las obras sometidas -con fecha tope en abril de 2018- a la atención del Jurado Internacional, escritas en inglés o español, fueron más de 170, provenientes de más de 100 universidades en muchos países diferentes. Varios y muy distintos los temas tratados: ciencias jurídicas, económicas y sociales; ciencias de la comunicación; ciencias físicas, biológicas, ambientales, biomédicas y de salud; ingeniería y arquitectura; humanidades, filosofía y teología.

Cuatro han sido las obras ganadoras elegidas por el Jurado, reunido en Madrid los días 18 y 19 de julio: dos en la sección “Investigación” y dos en la sección “Enseñanza”.

Los ganadores del ámbito de Investigación son: Javier Sánchez Cañizares, de la Universidad de Navarra (España), con un trabajo titulado Universo singular, -una reflexión sobre las singularidades que se observan en la historia del universo a la luz de los resultados de las investigaciones cosmológicas y físicas actuales-  y Juan Arana, de la Universidad de Sevilla (España), por la obra La conciencia inexplicada. Ensayo sobre los límites de la comprensión naturalista: una defensa convincente y fascinante de la singularidad de la conciencia humana frente a los diversos intentos de darle una explicación reduccionista (a través de la neurociencia, la inteligencia artificial, etc.).

Los ganadores del ámbito de Enseñanza son: Gonzalo Génova y María del Rosario González, de la Universidad Carlos III de Madrid y de la Universidad Complutense, por  el curso de Ética para Ingenieros: Entre la Supervivencia y la Dignidad: Con un método pedagógico muy participativo se ayuda los jóvenes ingenieros en formación a interrogarse  y reflexionar sobre sus responsabilidades éticas en la construcción y transformación del mundo. Mientras John C. Cavadini, James Martin, Patricia Bellm y Christopher T. Baglow, de la Universidad de Notre Dame (Indiana, EE.UU.), han desarrollado un amplio programa de capacitación para maestros de escuelas intermedias: Catholic Educators to engage the Dialogue between Science and Religion: El diálogo entre la ciencia y la religión, justamente,  no debe darse solo a nivel universitario o académico, sino también, -de manera adecuada-  en las etapas de educación previas.

Como el año pasado, también se atribuyeron dos menciones especiales de mérito. Atañen la importante labor en el campo de historia de la cultura de Brad Gregory, Universidad de Notre Dame: The Unintended Reformation: How a Religious Revolution secularized Society y el estudio de David Wilkinson, de la Universidad de Durham (Reino Unido) sobre Science, Religion and the Search for Extra-terrestrial Intelligence.

Permitidme observar dos hechos importantes: 1) La segunda edición ha tenido un número menor de candidatos que la previa, pero de un nivel superior: los candidatos se han dado cuenta de la calidad requerida en sus trabajos. Consideramos que esto es positivo. 2) La posibilidad real de promover una conexión y una red entre los numerosos investigadores que han mostrado su interés  por la idea del ejercicio de la “Razón abierta”, y, por lo tanto, el proyecto continúa, no sólo con nuevas ediciones del premio, sino también con el desarrollo de plataformas de diálogo entre los participantes, como es el caso del congreso de estudios que tiene lugar al mismo tiempo que la entrega de premios, con profesores e investigadores en diálogo con los ganadores, quienes presentan y discuten sus obras.

La segunda iniciativa importante es el ya conocido Premio Ratzinger, que llega a su octava edición. Los ganadores son presentados al Papa Francisco por el Comité Científico (compuesto por cinco miembros: Los cardenales Amato, Koch, Ravasi, Ladaria y el obispo de Ratisbona, S.E. Mons. Rudolf Voderholzer.).

Este año los galardonados son dos, como la mayoría de las veces en ediciones anteriores (solo excepcionalmente, dos veces, hubo tres).Se trata de: Marianne Schlosser (nacida en 1959 en Donauwörth, Baviera). Teóloga católica. Profesora de Teología de la espiritualidad en la Facultad de Teología Católica de la Universidad de Viena desde 2004. Profunda conocedora de la teología y la espiritualidad de la Patrística  y de la Baja Edad Media, con especial atención a las órdenes mendicantes,  ha traducido al alemán una gran parte de la obra de San Buenaventura y se ocupó del Volumen II de la Opera Omnia de Joseph Ratzinger sobre L’idea di Rivelazione e la Teologia della storia di Bonaventura. En 2014, el Papa Francisco la nombró miembro de la Comisión Teológica Internacional.

Mario Botta (nacido en 1943 en Mendrisio, Suiza). Arquitecto de fama internacional. Ha realizado numerosas intervenciones y proyectos y participado en muchos concursos. Su arquitectura está influenciada por Le Corbusier, Carlo Scarpa y Louis Kahn. Ha trabajado en muchos tipos de edificios: viviendas, escuelas, bibliotecas, museos, bancos, pero también, en particular, en diferentes lugares importantes de culto, entre los cuales podemos mencionar la iglesia de San Giovanni Battista en Mogno, la catedral de Evry, cerca de París, la con-catedral del Santo Volto en Turín. Es autor de una de las capillas expuestas en el “pabellón” de la Santa Sede en la Isla de San Giorgio, en la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Veo dos características de la elección de este año. Por segunda vez el premio es otorgado a una mujer, una prueba del calificado y creciente aumento de la contribución de las mujeres en el campo de las ciencias teológicas (en 2014 el premio fue otorgado a la profesora Anne-Marie Pelletier). También sigue la línea inaugurada el año pasado de incluir las artes entre las actividades de los ganadores: mientras que el año pasado fue un músico el galardonado con el Premio, este año es la vez de un famoso arquitecto.

La adjudicación del Premio está programada para el 17 de noviembre, el día siguiente a la conclusión del Simposio de Estudios Internacionales, que constituye la tercera iniciativa importante de la que hablaremos ahora.

La tercera iniciativa es el VIII Congreso Internacional de Estudios, que este año se organiza en Roma, junto con la Universidad LUMSA los días 15 y 16 de noviembre.

El título es un reto: “Derechos fundamentales y conflictos entre los derechos” y tiene la intención de recordar dos importantes aniversarios: el 70 aniversario de la aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y el 20 aniversario de la atribución del título honoris causa al entonces cardenal Joseph Ratzinger por la  LUMSA con motivo de su  “contribución fundamental en el curso de sus estudios a la fundación del derecho”.

El tema elegido para el Simposio es considerado particularmente importante en la actualidad por el Papa Emérito, quien ha dedicado muchas intervenciones y reflexiones al respecto, y que ha apreciado mucho esta  decisión. Los temas son de gran interés: La libertad religiosa, el derecho natural, la laicidad positiva en el pensamiento de J. Ratzinger, la génesis y la aplicación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la multiplicación de los derechos y el peligro de la destrucción de la idea de derechos, la postura de la Iglesia en el debate sobre los derechos humanos, etc.

Los oradores son notables y provienen de diferentes áreas culturales. No sólo del mundo de la cultura romana e italiana (los profesores Dalla Torre, Ska, Cartabia, Baratta), sino  también de los Estados Unidos (profesores George, Glendon, Weiler), Alemania (Prof. Zehnpfennig), Argentina (Prof. Massini). Presiden e introducen personalidades eclesiásticas y académicas muy autorizadas. Intervienen con contribuciones preparadas para el debate otros profesores, además de los participantes.

La relación  final correrá a cargo del Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s