Nuevo diácono para la diócesis de Coria-Cáceres

12 de diciembre de 2018.– El obispo de Coria-Cáceres, Mons. D. Francisco Cerro Chaves, ordenó de diácono el pasado domingo, 9 de diciembre, a Alfonso José Filiberto del Castillo, seminarista diocesano de 33 años, natural de Sevilla. Fue en la capilla mayor del Seminario de Cáceres. Arropado por su familia, amigos y más de una treintena de sacerdotes, entre ellos el vicario general, Diego Zambrano, y el rector del Seminario, Miguel Ángel Morán, Alfonso José prometió obediencia al prelado diocesano, quien le impuso las manos en petición del Espíritu Santo para este nuevo miembro del orden diaconal.

Al contrario que en el presbiterado, en la ordenación al diaconado, solo el obispo impone las manos, significando así que el diácono está especialmente vinculado al obispo en sus tareas.

El rector del seminario fue el encargado de pedir su entrada en esta orden y testimoniar su dignidad para acceder. Asimismo, todos los presentes pidieron la intercesión de los santos por Alfonso José, postrado en el suelo como signo de humildad.

Tras ser revestido por otro diácono con la estola cruzada y la dalmática, ornamentos distintivos del diaconado y “expresión del servicio del siervo”, Alfonso José recibió de manos del obispo los Evangelios, que podrá ya proclamar.

Además, como diácono podrá presidir sacramentos como el Bautismo y el Matrimonio, predicar, bendecir y realizar sacramentales como funerales y presidir procesiones, según recordó el obispo de Coria-Cáceres.

“Que la gente vea en ti un servidor de Dios, el diaconado tiene que ser expresión de la caridad, que todo el tiempo lo dediques a los demás, al servicio de la parroquia”, le imploró don Francisco Cerro al nuevo diácono, que establece el compromiso de rezar la Liturgia de las Horas y de mantener el celibato.

Hablando de tres de los protagonistas del Adviento, los profetas, san Juan Bautista y la Virgen Inmaculada, el obispo le dio tres claves para su nuevo ministerio: anunciar y saborear la Palabra de Dios, como lo hizo otro diácono, san Francisco de Asís, recordó, quien anunció a Jesucristo.

En segundo lugar, cuidar la Liturgia, “el latido del Corazón de Cristo, de la Iglesia”, ya que como Juan Bautista, “conviene que Él crezca y yo disminuya”, es decir, ser humilde.

Y practicar la caridad, como María, que muestra el “inefable” amor de madre, como tercera clave.

OBISPADO DE CORIA-CÁCERES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s