Comunicado final del encuentro Obispos Católicos en Tierra Santa 2019

La Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa y la Asamblea de Obispos Católicos de Tierra Santa, “Holy Land Coordination” (HLC), se solidariza con todos los cristianos de Israel y Palestina. Nuestra continua defensa de una paz justa se sostiene con una peregrinación anual para reunirnos con nuestros hermanos y hermanas, escucharlos y ser testigos de los desafíos a los  que enfrentan. Este año nos hemos centrado en los cristianos que viven en el estado de Israel. El encuentro se ha celebrado del 12 al 17 de enero.

Solidaridad con los cristianos de Israel

A lo largo de nuestra visita hemos experimentado cómo hay ciudadanos israelíes de diferentes orígenes que coexisten y trabajan juntos por el bien común de su sociedad. Reconocemos que Israel se basó en los principios declarados de igualdad entre todos sus ciudadanos. Esto necesita urgentemente convertirse en la realidad viva.

Los cristianos de Israel desean vivir como ciudadanos de pleno derecho, con sus derechos reconocidos en una sociedad plural y democrática. Hemos visto la contribución vital que hacen, especialmente a través de las escuelas, los hospitales, la participación en la vida pública y el intento de construir puentes entre las diferentes religiones.

Sin embargo, es evidente que, al mismo tiempo, se enfrentan a profundas dificultades en todos los aspectos de su vida. Hemos escuchado que, junto con otros ciudadanos árabes palestinos y migrantes que viven en Israel, muchos cristianos se encuentran sistemáticamente discriminados y marginados.

Aquellos con los que nos reunimos expresaron una especial preocupación por la Ley del Estado-Nación (Nacion State Law) que se aprobó desde nuestra última visita a Tierra Santa. Los líderes cristianos locales han advertido que esto crea una “base constitucional y legal para la discriminación” contra las minorías, socavando los ideales de igualdad, justicia y democracia [1].  Apoyamos a los cristianos de Israel y a todos los que desafían la discriminación, en apoyo de su llamamiento a proteger el pluralismo del país.

Al acercarnos a esta Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, reafirmamos nuestra solidaridad con todas las Iglesias aquí presentes, y oramos para que los cristianos puedan trabajar más estrechamente juntos en la búsqueda de la justicia y la paz.

Dignidad humana bajo ocupación

Nuestra delegación también viajó a Palestina, donde, a pesar de la fe y la resistencia de quienes conocimos, la miseria de la ocupación se ha visto agravada por los severos recortes de la financiación humanitaria por parte del gobierno de los Estados Unidos.

La atención de la salud, la educación y otros servicios básicos para los refugiados se ven cada vez más amenazados, lo que exacerba las continuas violaciones de su dignidad humana fundamental. Esto no puede ser ignorado o tolerado.

Hacemos un llamamiento a nuestros propios gobiernos para que contribuyan a colmar las lagunas de financiación a las que se enfrenta actualmente  la  Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (United Nations Relief and Works Agency – UNRWA –) y redoblen sus esfuerzos en para una solución diplomática, con dos Estados democráticos soberanos, Israel y Palestina, viviendo en paz.

Esperanza para el futuro

Somos un pueblo que cree en la verdad de la Resurrección y por eso tenemos esperanza para el futuro. Al regresar a nuestros países de origen nos hacemos eco de las palabras del Papa Francisco:

Sabed siempre en vuestro corazón que Dios está a vuestro lado, ¡nunca os abandona! No perdamos nunca la esperanza! ¡Nunca permitamos que muera en nuestros corazones!” [2]

Admiramos a nuestros hermanos y hermanas de Tierra Santa por no perder la esperanza y nos comprometemos a través de la oración, la peregrinación y la solidaridad práctica, a ayudar a mantener viva esa esperanza.


[1] Declaración de los Obispos Ordinarios Católicos de Tierra Santa sobre la Ley del Estado Nacional, 31 de octubre de 2018

[2] Papa Francisco, Santa Misa en la Basílica del Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, 24 de julio de 2013.


Obispos firmantes:

Obipo Declan Lang – Inglaterra y Gales (Responsable de Holy Land Coordination, HLC )
Obispo Stephen Ackermann – Alemania
Arzobispo Stephen Brislin 
–Sudáfrica
Arzobispo Timothy Broglio – Estados Unidos de América
Obispo Peter Bürcher – Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y  Suecia
Obispo Rodolfo Cetoloni – Italia
Obispo Christopher Chessun –  Iglesia de Inglaterra
Obispo Michel Dubost – Francia
Obispo Lionel Gendron – Canadá
Obispo Felix Gmur – Suiza
Obispo William Kenney –Inglaterra y Gales
Obispo  Alan McGuckian –Irlanda
Obispo William Nolan – Escocia
Obispo José Ornelas Carvalho – Portugal
Obispo Noel Treanor – Irlanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s