Comunicado de la Secretaría General del Obispado de Mallorca

Comunicado de la Secretaría General del Obispado de Mallorca sobre las órdenes militares vigentes en la Iglesia Católica

Ante las informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación sobre ceremonias de investidura y otros a cargo de supuestos órdenes militares aparentemente derivados de algunos que existieran en la Edad Media, la Iglesia de Mallorca reitera lo que ya pasó en circular a todos los rectores y responsables de parroquias e iglesias el pasado 20 de noviembre de 2018 y en el que se reproducía el siguiente comunicado de la Santa Sede, del 16 de octubre de 2012:

“La Secretaría de Estado, en respuesta a las frecuentes peticiones de información sobre la posición de la Santa Sede ante las Órdenes de Caballería dedicadas a Santos o con títulos sagrados, considera oportuno reiterar lo que ya fue publicado anteriormente. 

Además de las propias Órdenes de Caballería (Suprema Orden de Cristo, Orden de la Espuela de Oro, Orden Piana, Orden de San Gregorio Magno y Orden de San Silvestre Papa), la Santa Sede reconoce y tutela solamente a la Soberana Orden Militar de Malta -también conocida como Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta- y a la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, y no tiene intención de hacer innovaciones en este sentido.

Todas las otras Órdenes –sean de nueva institución o derivadas de las medievales– no son reconocidas por la Santa Sede, no pudiendo la misma hacerse garante de su legitimidad histórica y jurídica, de sus finalidades y de sus sistemas organizativos. 

Para evitar equívocos desgraciadamente posibles, también a causa de la expedición ilícita de documentos y del uso indebido de lugares sagrados, y para impedir que se sucedan abusos que después resultan dañinos para muchas personas de buena fe, la Santa Sede confirma que no atribuye ningún valor a los diplomas de caballería y a las correspondientes insignias que sean expedidas por asociaciones no reconocidas, y no considera apropiado el uso de las iglesias y capillas para las llamadas ‘ceremonias de investidura'”.

Por lo tanto, esto confirma que la Orden del Temple, que fue disuelta por el papa Clemente V en 1312, no se ha vuelto a restaurar nunca por la Santa Sede. Los lugares a ellos vinculados fueron ocupados en la Corona de Aragón por la Orden de Montesa (actualmente vinculado a la Corona de España) y el Reino de Mallorca en concreto por los hospitalarios de San Juan de Jerusalén. 

Reiteramos, pues, desde el Obispado, que no procede ceder espacios o lugares de culto para ningún tipo de ceremonia vinculada a los pretendidos templarios ni que estos participen corporativamente en ningún acto de culto de la Iglesia Católica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s