Audiencia del Santo Padre a los miembros de la Fundación “Missionszentrale der Franziskaner” (Alemania)

6 de abril de 2019.- A las 11.35 horas de esta mañana, en la Sala de los Papas del Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre ha recibido en audiencia a los miembros de la Fundación “Missionszentrale der Franziskaner” (Alemania).

Ofrecemos a continuación el saludo que el Papa ha dirigido a los presentes en el encuentro:

Saludo del Santo Padre

Queridos amigos,

Me alegra recibiros ya que habéis venido a Roma con motivo del cincuenta aniversario de la Missionszentrale der Franziskaner yagradezco las amables palabras del padre Matthias Maier. Es hermoso que vosotros, como comunidad de frailes religiosos y fieles laicos comprometidos, os dirijáis a todas las personas de buena voluntad para motivarlos a ayudar a los necesitados y marginados de todo el mundo a lograr un futuro mejor. Así, se cumple siempre de nuevo, de forma concreta,  la palabra de Jesús: “Todo lo que hicistéis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mt 25, 40).

Vuestra iniciativa surgió de las actividades parroquiales en Bonn-Bad Godesberg. Hay que dar aquí un agradecimiento especial a primer Director desde hace tantos años, el Padre Andreas Müller, que gracias a Dios está presente hoy entre nosotros. Siempre habéis seguido el ejemplo de San Francisco de Asís, que quiso vivir pobre y se dejó tocar por la pobreza de la gente. Así encontró la paz de Cristo y se convirtió él mismo en uno de los dones de la Providencia. Con este espíritu, vuestro centro misionero, con sus modestos orígenes, ha tejido una red mundial de caridad, de solidaridad y de fraternidad.

El santo de Asís escuchó la petición de Jesús: “Francisco, ve y repara mi casa que, como puedes ver, está en ruinas”. Él, a pesar de todas las experiencias de los límites de la Iglesia de entonces, se puso en camino para vivir el Evangelio con autenticidad. Hoy también nos hacen sufrir a veces las limitaciones de la Iglesia. Las palabras del Crucificado son una llamada para todos nosotros. La renovación se llevará a cabo solo escuchando al Señor, dejándonos transformar por Él y continuando a hacer el bien con Él. Precisamente frente a los retos del presente queremos comprometernos más para que haya un buen futuro para todos. Y con ese fin, vuestro centro misionero seguirá dando su valiosa contribución. ¡Ante todo con el testimonio de vuestra vida y vuestra fe!

Para vuestro jubileo os deseo una alegría y una confianza típicamente franciscanas. Perseverad en vuestro compromiso en favor del bien de todas las personas y de la protección de la creación. ¡Que Dios misericordioso os bendiga a todos, a vuestra comunidad religiosa en Bonn y a vuestras familias, y os mantenga en su amor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s