Reflexión para la solemnidad de la Santísima Trinidad

LA SANTÍSIMA TRINIDAD
Año C

TRES Y UN SOLO CORAZÓN

✠ Francisco CERRO CHAVES
Obispo de Coria-Cáceres

El misterio de Dios escondido y revelado en plenitud es la Santísima Trinidad. Dios es familia es unidad, es comunión, es Trino en personas, con un solo Corazón, el de Cristo.

El misterio trinitario sin lugar a dudas es el centro de la revelación del cristianismo. El esfuerzo de toda la Iglesia en su magisterio para enseñarlo y vivirlo, sin traicionar el depósito de la fe, ha sido colosal e inmenso en la fidelidad a la Revelación y en la catequesis de explicación a la hora de transmitir la fe. En todos los textos donde se afirma la Trinidad siempre se subrayan tres claves para ser fiel al misterio revelado.

Primero la unicidad de Dios. Dios uno y trino. El Dios revelado a Abraham, Isaac y Jacob es Uno, y hay que amarle con todo el corazón y con todas nuestras fuerzas. El judío afirma que existe un solo Dios que no es como el de los pueblos circundantes que tienen ojos y no ven, tienen orejas y no oyen…

Segundo por la Encarnación del Verbo cuando dice el Padre hagamos redención nos encontramos con que el Padre tiene un Hijo que nacido de mujer es el Redentor y el Salvador, y que como el Padre es Dios de Dios, Luz de luz…

Finalmente se nos ha revelado que Jesús desde el seno del Padre nos ha enviado el Espíritu Santo que como Señor y dador de vida tiene la misión de formar en nosotros los sentimientos del Corazón de Cristo.

El Espíritu Santo es persona, don, regalo para convertir nuestra vida de una historia mal hecha en historia de salvación por su amor redentor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s