Subsidio litúrgico para el XVI Domingo del tiempo ordinario, 21.07.2019

Subsidio litúrgico
para la sede presidencial

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Antífona de entrada (Sal 53, 6. 8)

Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida. Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre, que es bueno.

Monición de entrada

Hermanos y hermanas, cada celebración en los domingos del tiempo ordinario es ocasión para conocer más a Cristo, profundizar en su amor y, con su gracia, seguirlo mejor en nuestra vida. El nos pide que pongamos todo nuestro corazón en escucharlo, de modo que su palabra se haga carne en nosotros, y respondamos a su invitación con sinceridad. Con alegría nos disponemos, como comunidad, a participar de este sacramento de salvación.

Rito de la bendición y aspersión del agua bendita

El sacerdote, de pie en la sede, vuelto hacia el pueblo, teniendo delante el recipiente con el agua que va a ser bendecida, invita al pueblo a orar con estas palabras:

Y ahora, invoquemos, a Dios, Padre todopoderoso, para que bendiga esta agua, que va a ser derramada sobre nosotros en memoria de nuestro bautismo, y pidámosle que nos renueve interiormente, para que permanezcamos fieles al Espíritu que hemos recibido.

Después de un breve silencio, prosigue diciendo con las manos juntas:

Dios todopoderoso y eterno, que, por medio del agua,
fuente de vida y medio de purificación,
quisiste limpiarnos del pecado
y darnos el don de la vida eterna,
dígnate bendecir ✠ esta agua,
para que sea signo de tu protección
en este día consagrado a ti, Señor.
Por medio de esta agua
renueva también en nosotros la fuente viva de tu gracia,
y líbranos de todo mal de alma y cuerpo,
para que nos acerquemos a ti con el corazón limpio
y recibamos dignamente tu salvación.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

R/. Amén.

A continuación, el sacerdote toma el hisopo, se rocía a sí mismo y a los ministros, después al clero y al pueblo, recorriendo la iglesia, si le parece oportuno. Terminado el canto, el sacerdote, de pie y de cara al pueblo, con las manos juntas, dice:

Que Dios todopoderoso nos purifique del pecado
y, por la celebración de esta eucaristía
nos haga dignos de participar
del banquete de su reino.

R/.  Amén.

Se dice Gloria.

Oración colecta

Oremos.
Muéstrate propicio con tus siervos, Señor,
y multiplica compasivo los dones de tu gracia sobre ellos,
para que, encendidos de fe, esperanza y caridad,
perseveren siempre, con observancia atenta, en tus mandatos.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos.

Se dice Credo.

Oración de los fieles

Oremos a Dios Padre, que prepara su casa a los desvalidos.

  • Por la Iglesia, que se siente solidaria con todos, para que sea hogar abierto, acogedor. Roguemos al Señor.
  • Por todos los que tienen responsabilidades en la sociedad, para que procuren la necesaria convivencia de todos los ciudadanos en el respeto y estima mutuos. Roguemos al Señor.
  • Por los hijos abandonados por sus padres, por los ancianos, por los emigrantes, para que encuentren siempre en la Iglesia calor y acogida. Roguemos al Señor.
  • Por nosotros mismos, por nuestras familias, por nuestros grupos de amistad, para que tengamos siempre presentes, en nuestras relaciones personales, las palabras de Cristo: «El que os recibe a vosotros me recibe a mí». Roguemos al Señor.

Dios, Padre nuestro,
que en tu Hijo Jesucristo has venido a visitarnos;
acógenos por tu bondad, atiende nuestras súplicas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la comunión

Oremos.
Asiste, Señor, a tu pueblo
y haz que pasemos del antiguo pecado
a la vida nueva
los que hemos sido alimentados
con los sacramentos del cielo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.


SUGERENCIAS DE CANTOS

Canto de entrada: Cristo, alegría del mundo (CLN, 761);
o bien: Alrededor de tu mesa (CLN, A 4).

Canto para la aspersión: Rocíame con el hisopo Señor.

Canto de comunión: El Señor es mi pastor (CLN, 538);
o bien: Tú eres, Señor, el pan de vida (CLN, O 41).

Antífona mariana: Sub tuum praesidium.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s