D. Carlos Escribano tomará posesión mañana como arzobispo de Zaragoza

20 de noviembre de 2020.- Mons. D. Carlos Manuel Escribano Subías va a ser desde mañana, sábado 21 de noviembre, el arzobispo 101 de Zaragoza.

Don Carlos, de 56 años de edad, fue nombrado Arzobispo de Zaragoza por el papa Francisco el pasado 6 de octubre y tomará posesión de la sede metropolitana en la mañana del 21 de noviembre. Los actos que corresponden al ‘Inicio del ministerio pastoral del Arzobispo de Zaragoza, S. E. R. Mons. D. Carlos Escribano Manuel Escribano Subías’ se desarrollarán en las dos catedrales de Zaragoza: el Salvador -la Seo- y Santa María -el Pilar-.

Un ritual antiquísimo

El nuevo Arzobispo, acompañado del Nuncio Apostólico, S.E. Mons. Bernardito Auza, y del Administrador Apostólico, Mons. D. Vicente Jiménez Zamora, llegarán a la Seo a las 10.15 horas, donde será será presentado a tres instituciones: el Ayuntamiento de Zaragoza, el Cabildo Metropolitano y el Colegio de Consultores. Tras adorar el lignum crucis y rociar con agua bendita a los presentes, se encaminará a la capilla del Santísimo, donde rezará en silencio durante unos momentos. Seguidamente, la comitiva se dirigirá al altar mayor. Allí, de rodillas, ante la cruz y los evangelios, don Carlos jurará “guardar la inmunidad de la Iglesia cesaraugustana y mantener y defender los privilegios, la libertad, los estatutos, la bula de unión, los acuerdos y las costumbres de dicha iglesia”. Tras el juramento, rezará la oración de los santos Valero y Vicente.

Saludar a la Señora

El nuevo Arzobispo ya está en el Pilar y lo primero es “saludar a la Señora”. En la Santa y Angélica Capilla, rezará unos momentos ante la Virgen y subirá hasta el Sagrado Pilar para abrazarse a él, poniéndolo como roca firme sobre la que desarrollar su ministerio episcopal en esta Archidiócesis. Después se retirará a la sacristía mayor, para prepararse a la celebración de su primera misa estacional en Zaragoza.

Sacerdote, maestro y pastor

Estas son las tres palabras que definen el rol del obispo en la Iglesia católica. Las tres dimensiones están muy presentes en el tercero de los actos que conforman el ‘Inicio del ministerio pastoral’. Se trata de la ‘Misa estacional’. En sus ritos iniciales, tiene lugar la ‘Toma de posesión canónica de la sede’. El Nuncio Apostólico, Mons. Bernardito Auza, manda que se enseñen y lean las letras apostólicas -la bula por la que el Papa nombra a don Carlos arzobispo de Zaragoza-. Una vez comprobada su autenticidad y leído el texto de nombramiento, el nuevo Arzobispo, con los signos de su dignidad episcopal -la mitra y el báculo-, se sentará en la ‘sede arzobispal’. En ese momento, don Carlos será el Arzobispo Metropolitano de Zaragoza y recibirá el saludo una representación de la diócesis: Joaquín Aguilar, deán del Cabildo; Manuel Almor, vicario general, y Galor Oria, sacerdote más joven de la diócesis; Esteban Luzón y Paqui Querol, matrimonio delegado episcopal de Familia y Vida; sor Juana María Belzunegui, visitadora provincial de la Hijas de la Caridad, y sor Peregrina, Auxiliar Parroquial; Noelia Ventura, delegada de Pastoral Juvenil. y Jorge Gracia, seminarista. 

La celebración, a partir de ese momento, don Carlos presidirá la misa, que seguirá su curso habitual. Tras el evangelio, el nuevo Arzobispo pronunciará su primera homilía como pastor propio de la Archidiócesis Metropolitana de Zaragoza.


Otros datos de interés

Debido al aforo correspondiente a los lugares de culto en ‘nivel de alerta 3 agravado’, la participación no puede ser libre. De acuerdo con las plazas disponibles -trescientas-, van a participar representantes de las instituciones y de todo el pueblo de Dios que peregrina en Zaragoza -miembros del presbiterio, de los órganos consultivos (consejos de economía y de pastoral), de la vida consagrada, de las fundaciones canónicas y de la curia-. 

La misa estacional será retransmitida por TRECE Televisión y Radio María.

No está permitido el canto de quienes participan en esta solemne acción litúrgica. Los pocos cantos que va a haber en esta celebración serán interpretados por tres solistas, observando estrictas medidas de prevención sanitaria.

A los presentes, se les invita a renovar el compromiso de nuestra Iglesia ante la pandemia, recordando que deben permanecer en el lugar que se les ha asignado, evitando el contacto interpersonal y la formación de grupos en el interior y el exterior del templo; usar en todo momento la mascarilla; y utilizar el gel hidroalcohólico.

El gesto de la paz se realizará con una ligera inclinación de cabeza. Para distribuir la comunión, habrá sacerdotes al pie del presbiterio y en las naves laterales: quienes deseen comulgar deberán acercarse al más cercano y guardar la distancia de un metro y medio. A los sacerdotes concelebrantes, se les acercará un diácono para que puedan comulgar en su propio lugar.

ARCHIDIÓCESIS DE ZARAGOZA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s