Un nuevo sacerdote y un nuevo diácono en la Diócesis de Tarazona

12 de abril de 2021.- En una celebración a puerta cerrada debido a la situación sanitaria que vive la localidad de Tarazona por la alta incidencia del Covid-19, la S.I Catedral ha acogido la ordenación sacerdotal de Nahúm Inestroza y la diaconal de Alberto Seminario. La ceremonia ha podido seguirse a través de las redes sociales.

La ordenación ha estado presidida por el obispo de Tarazona, Mons. D. Eusebio Hernández Sola, acompañado por el obispo Mons. D. José Luis Redrado Marchite, capellán del Hospital San Juan de Dios, donde ha colaborado Nahúm Inestroza. Además, han participado una quincena de sacerdotes diocesanos. También ha asistido, José Antonio Calvo, vicerrector del Seminario de Zaragoza en representación de los profesores y formadores de ambos.

Mons. Eusebio Hernández Sola, quien en su homilía les ha recordado a Nahúm y a Alberto sus deberes y obligaciones como sacerdote y diácono, respectivamente, les ha agradecido el gran paso que han dado hoy al decirle Sí al Señor en este domingo de la Misericordia.

«A partir de ahora toda tu vida ha de ser perseverar y mantenerte al servicio de Dios, haz tuya esta hermosa palabra: servicio» – le ha dicho a Nahúm. «Tras esta consagración que hoy recibes, Dios ha de dirigir toda tu vida. Presta especial cuidado al servicio preferencial a los pobres», ha añadido el prelado.

También ha recordado el servicio que el nuevo presbítero ha realizado en el Hospital de San Juan de Dios de Zaragoza, ayudando especialmente a los enfermos de Covid. «Continúa en esta labor importante e ingente y acércate a los pobres, a los niños, a los inmigrantes y a los marginados de la sociedad», ha continuado.

«Seamos callejeros de la fe para buscar y encontrar a los hombres de nuestro tiempo que ya no vienen espontáneamente a nosotros» ha destacado D. Eusebio y para ello «hay que conocerlos», les ha recordado.

A Alberto le ha señalado que ahora su tarea incluye el anuncio de la fe y la proclamación de la Palabra y que es la fe y el evangelio «el fundamento de tu servicio al altar y a los pobres». «Recibe este ministerio con espíritu pobre» – ha continuado D. Eusebio- porque es un «don diseñado por el Señor» y le ha alentado a no olvidar «la necesidad de vivir a diario los momentos de intimidad con Dios».

Tras la homilía han tenido lugar los ritos de ambas ordenaciones. En el caso de la sacerdotal, la imposición de las manos del obispo a Nahúm Inestroza, la unción con el santo Crisma, cuyo significado es su consagración a la Iglesia en su totalidad, la entrega del cáliz y la patena y la recepción de la estola al estilo sacerdotal y la casulla.

Por su parte, como parte del rito de la ordenación a diácono Alberto Seminario ha tenido que responder al escrutinio o interrogatorio, realizar las promesas diaconales, escuchar el canto de las letanías de los santos, hacer la postración como Nahúm, recibir la imposición de manos del obispo y recitar la oración de consagración, acoger la vestición de las estolas cruzadas y las dalmáticas —vestidura propia de los diáconos, consistente en una casulla con mangas— y la entrega del libro de los Evangelios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s