El Nuncio apostólico presidió la celebración de San Torcuato en Guadix

17 de mayo de 2021.- El 15 de mayo de 2021 va a pasar a la historia de la ciudad de Guadix por varios motivos. Primero, porque ha sido la primera gran celebración que se ha vivido en la ciudad desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020. Una celebración que ha implicado a todos los ciudadanos. Eso sí, guardando todas las medidas de seguridad establecidas.

También ha sido un día especial porque ha visitado la ciudad el Nuncio apostólico en España, S.E. Mons. Bernardito Auza, para presidir los actos de la celebración de la fiesta de San Torcuato, patrón de Guadix y de la diócesis accitana. Ha sido su primera visita a la diócesis y ya ha recibido invitaciones de otros alcaldes para que vuelva y conozca otros pueblos y ciudades del territorio diocesano.

Y, finalmente, ha sido un día que pasará a la historia porque los accitanos han regalado una escultura de San Torcuato a su ciudad: una escultura que ya preside la entrada más concurrida a la localidad, junto al hospital. Un regalo que es de todos, sin distinción de mentalidades ni afiliaciones políticas, y que ha sido sufragado por suscripción popular. Por eso se pudo vivir y sentir el acto de inauguración y bendición de la escultura, ya por la tarde, como un acto colectivo, de ciudad, donde estaban todos. También se bendijo ese día un tondo en bronce que será puesto en otra de las rotondas de entrada.

Visita al ayuntamiento

Comenzó la jornada del 15 de mayo con la visita institucional del nuncio al ayuntamiento de Guadix. Acompañado por el obispo accitano, Mons. Francisco Jesús Orozco, fue recibido primero por el alcalde, Jesús Lorente, y, después, por los miembros de la corporación municipal y los alcaldes de Baza y de Huéscar. También estaba el alcalde de Celanova (Orense), el lugar donde se encuentran los restos de San Torcuato y con el que Guadix tiene una relación de hermanamiento. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado también estaban representadas en este primer saludo al nuncio.

El alcalde de Guadix regaló al nuncio, en nombre de la ciudad, una imagen de la Virgen de las Angustias, un ejemplar de “El sombrero de tres picos”, de Pedro Antonio de Alarcón, y un pin de la ciudad. Mons. Bernardito Auza firmó en el libro de la ciudad con este texto: “En nombre del santo Padre, el Papa Francisco, tengo el gran placer y honor de saludar al señor alcalde de Guadix y a todas las autoridades. Que el Santo Patrón de Guadix, San Torcuato, interceda siempre en favor de los pueblos y de las comunidades de esta región. Santa María de las Angustias, ruega siempre por nosotros”.

Después, en el balcón del ayuntamiento, el nuncio pudo contemplar las magníficas vistas de la plaza y la catedral al fondo, y se le pudo ver con su móvil haciendo fotos del lugar.

Misa Pontifical

Del ayuntamiento, los obispos y las autoridades se dirigieron a la catedral, donde fueron recibidos por el cabildo y sacerdotes de la diócesis. A las 12, comenzó la celebración de la Misa Pontifical, con la que la ciudad accitana, cada año, honra a su Patrón. Presidió la celebración el nuncio y concelebraron el obispo de Guadix y los demás sacerdotes.

En la homilía, el nuncio hizo referencias constantes a San Torcuato y al beato Manuel Medina Olmos, del que se celebra el Año Jubilar. “El obispo beato Manuel y San Torcuato, ambos mártires, dieron su vida sabiendo que Cristo selló su alianza con nosotros con su sangre”, dijo, recordando momentos del martirio del obispo Medina Olmos.

También hizo referencia al Año Diocesano del Corazón de Jesús que se celebra en la catedral y del que dijo que “una verdadera devoción al Corazón de Jesús impulsa a realizar en cada momento la tarea siembre actual de acoger el don del amor de Cristo”.

Terminó la celebración con una procesión claustral con la reliquia de San Torcuato y con la bendición apostólica. Pero antes, la diócesis le regaló al nuncio una jarra accitana, hecha en barro, y el cabildo le regaló un libro de la catedral, para que la pueda conocer mejor.

Tras la celebración, el nuncio y el obispo de Guadix bendijeron un tondo, o gran medallón en bronce, que recuerda la llegada de la reliquia de San Torcuato a Guadix, en 1593. Es obra del artista accitano José Amezcua y será colocado en la rotonda de entrada al hospital, justo en el lugar donde se recibió la reliquia al llegar a Guadix. También bendijeron un olivo que ha sido plantado en el patio del obispado y que recuerda el olivo de San Torcuato en Face Retama.

Monumento a San Torcuato

Por la tarde, llegó otro de los momentos esperados por todos los accitanos: la inauguración y bendición de la escultura de San Torcuato, que va a presidir la entrada a Guadix por el hospital. Tuvo lugar a las 19´30 horas y la rotonda donde estaba colocada se encontraba llena de accitanos, aunque manteniendo aforo limitado, distancia de seguridad y uso de mascarillas. A pesar de todo, fue una tarde esplendida, en la que acompañó el buen tiempo y que hizo brillar un acto que culminó con la bendición e inauguración de la escultura.

Comenzó el acto José Raya, miembro de la plataforma “monumento a San Torcuato”, que ha sido la que ha promovido la idea y la que ha realizado la cuestación popular para sufragarla. Dio las gracias a todos por apoyar la idea y por colaborar. También hablaron el alcalde de Guadix, Jesús Lorente, que recordó lo que representa San Torcuato para los accitanos y cómo, a partir de ahora, será San Torcuato quien dé la bienvenida a todos los lleguen a la ciudad de Guadix. El alcalde de Celanova, Antonio Puga, también intervino e hizo referencia al hermanamiento que hay entre Celanova y la ciudad de Guadix motivado por San Torcuato.

En los discursos, también tomaron la palabra la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, que recordó a las víctimas de la pandemia, y la Consejera de Fomento, Marifran Carazo, que vino a decir que la inauguración de este monumento es muestra de la devoción de la ciudad de Guadix a San Torcuato y la cuestación para realizarlo es expresión del fervor de la ciudad.

Después, el nuncio y el obispo de Guadix bendijeron el monumento y descubrieron la placa que preside el pedestal. Terminó la lista de discursos con la intervención del obispo accitano, Mons. Francisco Jesús Orozco, que agradeció a todos la presencia y haber hecho posible este monumento y al nuncio su visita a Guadix para este acto. También recordó todo lo que supuso San Torcuato para Guadix y cómo ha configurado su historia al ser una de las primeras diócesis de España: “Prima Sede Hispaniae” que es el nombre sobre el que se ha construido este monumento a San Torcuato.

Terminó el acto con la intervención de algunos grupos de música de la ciudad, como el Grupo de Baile del colegio de La Presentación, la Rondalla accitana, el Gaitero de San Torcuato, el Coro Don Carlos Ros y la Banda Sinfónica Municipal.

La escultura en bronce, de unos 4 metros que, en conjunto, con el pedestal, alcanza una altura de 8 metros, es obra del artista accitano Joaquín Torcuato Leyva y ha sido fundida en unos talleres granadinos. Ya luce majestuosa en su rotonda que, a partir de ahora, cabe esperar que termine llamándose la rotonda de San Torcuato.

DIÓCESIS DE GUADIX

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s