La enfermedad de la sociedad se cura con la Eucaristía

3 de junio de 2021.– La Catedral Primada de Toledo ha acogido esta mañana la solemne concelebración de la Misa en rito hispano-mozárabe con motivo de la fiesta del Corpus Christi. La ceremonia ha sido presidida por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. D. Francisco Cerro Chaves, quien ha estado acompañado por el Arzobispo emérito de Toledo, Mons. D. Braulio Rodríguez Plaza, y por el Obispo emérito de Segovia, Mons. D. Ángel Rubio Castro. Igualmente, los miembros del cabildo primado y un nutrido grupo de sacerdotes han concelebrado en la Misa que ha dado comienzo a las 10 horas.

Mons. Cerro ha subrayado que este jueves “siendo siendo un jueves que brilla más que el sol, este jueves del Corpus Christi”. Igualmente ha subrayado que para él se trata “de todo un agradecimiento” por tratarse “de la procesión más importante del año”.

El Primado ha insistido que el Señor en la Custodia “se acerca a nuestras calles y está siempre con nosotros porque su delicia es estar con nosotros”.

Tres claves desde la esperanza cierta

Don Francisco Cerro, en su homilía, ha indicado tres pautas en el contexto de la liturgia de la palabra de esta solemnidad y del discurso del Pan de Vida que realiza Jesús en la sinagoga de Cafarnaum.

La primera de las claves es la frase que aparece en el evangelio de san Juan, cuando varias personas le piden al apóstol Felipe: “Queremos ver a Jesús” (Jn 12, 20-22). El Primado ha insistido que se trata “del anhelo de nuestra vida, de nuestras calles y plazas; por eso las adornamos y cantamos”. “El corazón humano necesita celebrar la fe y necesita vivirla. Es una fe de Dios que se ha hecho carne y se ha hecho caminante en los caminos de la vida”.

Don Francisco ha repetido que “fuera de Jesús no se encuentra la salvación plena. Estamos convencidos que el amor de Dios ha de triunfar en nuestra vida.”

Para la segunda de las claves, el Prelado se ha servido de otra frase del Evangelio: “Ven y verás” (Jn 1, 46). Y ha recordado el documento conclusivo de Aparecida, de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, publicado en el año 2007.

En este documento episcopal se habla, en palabras de Mons. Cerro, dónde podemos encontrar al Señor: “Fundamentalmente lo encontramos en la Eucaristía, en la Palabra de Dios, en la Iglesia, quien nos da a Jesucristo. Y también se encuentran en los que sufren, en los pobres.” Por eso ha abundado: “Si queremos ver a Jesús, sabemos donde podemos encontrarnos con Él.”

Ha querido tener el Arzobispo de Toledo un recuerdo y mención especial para Cáritas que siempre nos hace la llamada a vivir en la caridad”.

Por último, el Primado ha apuntado la tercera de las claves, que es el “descubrimiento de la humanidad” tras haber contemplado a Jesús:  “Descubrimos una humanidad que está saliendo de esta noche oscura y que se ha visto contra la pared, una humanidad que juega a ser como Dios en tantos temas.”

Mons. Cerro ha invitado a presentar ante Jesús-Eucaristía “las heridas que cada uno tiene”. Y ha pedido que, tras esta situación de pandemia y de sufrimiento generalizado, “salgamos mucho mejor y más humildes y pongamos, en el centro, a los más vulnerables, a los niños y a los mayores y a los mayores”. “Porque la enfermedad de la sociedad se cura con la Eucaristía” ha concluido el Prelado.

“En el Corazón de Jesús Eucaristía cabemos todos y no sobra nadie”

Tras la solemne concelebración eucarística en rito hispano-mozárabe, celebrada en la Catedral Primada, con motivo de la solemnidad del Corpus Christi, se ha desarrollado la comitiva procesional del Santísimo en la Custodia de Enrique de Arfe, en la que han participado, junto a Mons. Francisco Cerro, arzobispo de Toledo, los obispos concelebrantes, el cabildo primado y un nutrido grupo de sacerdotes. Igualmente las autoridades civiles y militares.

La breve procesión ha salido por la Puerta Llana del templo primado hasta la Puerta de Reyes, donde el Santísimo ha permanecido expuesto en la Custodia de Arfe en el atrio o lonja de la Catedral.

Mons. Francisco Cerro ha pronunciado la tradicional alocución con motivo de esta solemnidad y ha impartido la bendición con la Eucaristía.

Ha sido un numeroso grupo de personas las que han tenido la oportunidad de presentar sus flores y ofendas ante Jesús Sacramentado, antes de que la Custodia haya regresado en procesión hasta la Puerta Llana para recorrer las naves catedralicias.

El Arzobispo de Toledo y Primado de España ha subrayado la emoción que se siente al contemplar la Custodia con el Santísimo Sacramento, “ese Jesús que sale al encuentro de la humanidad, de cada uno de nosotros”.

El Prelado ha invitado a reflexionar en tres palabras “en estos momentos en los que Toledo vive sus mejores galas para recibir al Amor de los amores“. “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”: Don Francisco Cerro ha insistido, en su alocución, que “la Eucaristía es el descanso del alma, es alegría y gozo”.

“Toledo se convierte en un relicario de la Eucaristía. Escuchemos la invitación que nos hace hoy Jesús: Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados” ha exhortado el Prelado. “Son momentos de dificultad por la situación de pandemia, esperando y pidiendo que salgamos pronto y pidiendo que vuelva la fiesta y la alegría a nuestros lugares y plazas, a nuestras calles”.

“Confiad en Mí”: Don Francisco Cerro ha indicado que en el corazón de Jesús-Eucaristía “cabemos todos y no sobra nadie porque es un corazón sin puertas“. El Primado ha invitado a confiar en Dios, en Jesús-Eucaristía: “Si hasta ahora Él nos ha sacado de todos los apuros, nos seguirá sacando”. Y ha insistido: “La última palabra la tiene Dios, la tiene Cristo”.

Por último, Mons. Cerro ha exhortado a “aprender de Él, de su corazón”. Y ha pedido “que no se pierdan nuestras raíces cristianas porque un pueblo que olvida sus raíces es un pueblo que no tiene futuro”. La alocución del Arzobispo de Toledo ha concluido con la invitación a “llevar en nuestro corazón la alegría del Señor porque su gozo es estar con nosotros. Él es un Dios de la calle, de la vida y quiere caminar con nosotros”.

ARCHIDIÓCESIS DE TOLEDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s