Bula Papal para el nombramiento de Mons. D. José Ángel Saiz Meneses como Arzobispo de Sevilla

FRANCISCO, OBISPO, Siervo de los Siervos de Dios, al venerable hermano José Ángel Saiz Meneses, hasta ahora Obispo de Tarrasa, constituido Arzobispo metropolitano de Sevilla, salud y Bendición Apostólica.

«Obispo, como dijo un sabio, es un nombre referido al trabajo, no al honor. Se trata, pues, de un vocablo griego de donde procede, y se refiere a aquel que vigila desde arriba, teniendo ciertamente cuidado de los súbditos; velar es su finalidad. Por lo tanto, “epíscopos” puede decirse en latín “regente”, para que comprenda que no es obispo el que busca su propio interés, sino el que se preocupa de ayudar a los demás» (San Isidoro de Sevilla, Sobre los oficios eclesiásticos II, 5, 8).

Nos, sostenido por la divina gracia al apacentar a todos la caridad de Cristo, ejerciendo el oficio del Apóstol Pedro, dirigimos nuestra solicitud a la comunidad hispalense, que después de la renuncia de su último prelado, espera un nuevo obispo. Venerable hermano, dado que has ejercido con celo el oficio episcopal en la comunidad eclesial de Tarrasa, a la que has gobernado con gran solicitud y te has entregado a las actividades pastorales tanto dirigidas a los laicos, de modo peculiar a los jóvenes, como dirigidas a los consagrados, consideramos que estás bien capacitado para llevar a cabo este oficio de mayor responsabilidad.

Por tanto, oído el parecer de la Congregación para los Obispos, con la plenitud de Nuestra Autoridad Apostólica, disuelto el anterior vínculo con la Sede Terrasense, te nombramos y constituimos Arzobispo metropolitano Hispalense, con todos los derechos pertinentes y las correspondientes obligaciones anexas a este oficio. Conviene que estas letras sean anunciadas al pueblo y al clero de tu archidiócesis, puesto que es necesario que conozcan al nuevo pastor que se les ha dado y le muestren su estima y obediencia.

Por último, venerado hermano, por intercesión de Nuestra Señora de los Reyes y de San Isidoro, te deseamos que ejerzas este ministerio con gran celo pastoral y que puedas robustecer al pueblo a ti encomendado en la inefable caridad de Cristo.

Dado en Roma, en el Laterano, el día diecisiete del mes de abril, del año del Señor dos mil veintiuno, noveno de Nuestro Pontificado.

firma_francisco

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s