Mons. Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla: “Inicio mi ministerio episcopal con asombro y con profundo respeto”

12 de junio de 2021.- La ceremonia de toma de posesión de Mons. D. José Ángel Saiz Meneses, como nuevo pastor y guía de la Archidiócesis de Sevilla ha tenido lugar la mañana de este sábado 12 de junio, en el altar del jubileo de la Catedral hispalense. La Eucaristía, llena de una riqueza litúrgica peculiar, trascurrió en medio de la presencia de más de una treintena de obispos procedentes de diversos diócesis de España, quienes junto al nuncio apostólico, S.E. Mons. Bernardito Azúa, acompañaron mons. Saiz en el relevo de Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina, como cabeza de la Iglesia en Sevilla.

La ceremonia comenzó a las once de la mañana, cuando la comitiva compuesta por el nuncio, el mons, Saiz y el arzobispo emérito fue recibida en la Puerta de la Asunción de la Catedral, por el Cabildo Metropolitano. Seguidamente, el deán, D. Teodoro León, dio a besar el Lignum Crucis al nuncio y al arzobispo, quienes se dirigieron a la capilla de la Antigua, donde está la Reserva del Santísimo Sacramento, para adorar a Jesús en la Eucaristía. Finalmente, se revistieron en la sacristía de los Cálices para dar comienzo a la Santa Misa.

Mons. Asenjo: “Desde que se hizo público el nombramiento hemos encomendado al Señor tu persona y ministerio”

El hasta Administrador apostólico, Mons. D. Juan José Asenjo Peregrina, en su alocución ha expresado su cálida bienvenida a su hermano Saiz Meneses “a una diócesis de profundas raíces cristianas, tempranamente evangelizada y fecundada ya en el siglo III por la sangre de las mártires Justa y Rufina”.

Ha expresado que desde que se hizo público el nombramiento, “desde todos los rincones de la Archidiócesis hemos encomendado al Señor tu persona y ministerio, y le hemos pedido que encuentres en nosotros un pueblo bien dispuesto y que te conceda el corazón, las entrañas, los sentimientos y el estilo de Jesucristo Buen Pastor, que no vino a ser servido sino a servir y a entregar su vida en rescate por muchos. Es lo que el Señor espera de ti y lo que tus hermanos obispos, sacerdotes, consagrados y seminaristas, autoridades y fieles que te acompañamos pedimos al Señor para ti”.

“Bendito el que viene en el nombre del Señor”. Con estas palabras del salmo 118, mons. Asenjo recibió al señor Nuncio Apostólico, a los cardenales, arzobispos y obispos, sacerdotes y diáconos, consagrados, seminaristas, autoridades y fieles, a la Eucaristía de toma de posesión del nuevo arzobispo de Sevilla.

“Te recibimos con espíritu sobrenatural, como recibiríamos al Señor, al que representas. El episcopologio de la Archidiócesis hispalense contiene una pléyade de figuras extraordinarias entre las que descuellan los grandes Padres de la Iglesia hispana, los santos Leandro e Isidoro”.

Por tanto, “heredas una Iglesia que a lo largo de los siglos ha dado abundantes frutos de santidad. Baste citar los nombres de santa Ángela de la Cruz, santa María de la Purísima, el beato cardenal Espínola, el obispo san Manuel González García, presbítero de esta Iglesia, la beata Victoria Díez y los mártires sevillanos del siglo XX, cuya causa está en su trámite final en Roma”.

Toma de posesión

A continuación se mostraron y leyeron las Letras Apostólicas firmadas por el papa Francisco. Así, Mons. D. José Ángel Saiz Meneses ocupó la cátedra y recibió el báculo, formalizando con este gesto, el relevo al frente de la Archidiócesis. Seguidamente, una representación de sacerdotes, religiosas y laicos subió al presbiterio para saludar al nuevo arzobispo de Sevilla.

Asombro y profundo respeto

Mons. Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla, expresó durante su homilía, que inicia su ministerio episcopal “con asombro y con profundo respeto. Como el profeta Jeremías, me siento pequeño e indigno”.

Así, “la confianza en el Señor, que da la gracia para llevar a cabo la misión encomendada, y la confianza en todos vosotros, en vuestra oración y colaboración, me dan la fuerza para iniciar este camino”, manifestó.

En el gran eslabón de la cadena apostólica “el Señor me ha conducido hasta, al servicio de esta querida Iglesia diocesana de Sevilla”. Por tanto, “llego a una diócesis con una historia fecunda y brillante, de profundas raíces cristianas, que ha dado inmensos frutos de fe y amor, de cultura, de arte, de solidaridad, a lo largo de los siglos”.

Iglesia en salida

El arzobispo de Sevilla, en medio de la grave crisis en todos los niveles, que ha traído como consecuencia la pandemia, ha expresado que “hemos de ser solidarios con el sufrimiento humano y testigos de la misericordia de Dios”.

“Ante la pérdida de sentido y el empobrecimiento espiritual, ofrecemos el sentido de la trascendencia, la seguridad de que el ser humano es capaz de encontrarse con Dios. En un mundo secularizado hemos de ayudar a nuestros coetáneos a alzar la mirada al cielo y elevar el nivel de sus horizontes vitales; hemos de recordar la verdad más profunda del ser humano: que Dios nos ha creado, nos mantiene en la existencia y nos llama a la unión con Él”, reflexionó.

En este sentido, “a pesar de nuestra pequeñez, somos enviados por el Señor a anunciar la Buena Nueva, somos los testigos de Jesucristo en la sociedad del siglo XXI, llamados a dar una respuesta convencida y convincente ante esos desafíos”.

Ante la cultura dominante relativista y subjetivista “ofrecemos la centralidad de la Persona de Jesucristo. Porque la esencia del cristianismo es Cristo y la vida cristiana comienza a partir de un encuentro con Él, porque Cristo es el centro de la vida y de la misión de la Iglesia. También ofrecemos una moral firme y clara que se fundamenta en el amor a Dios y al prójimo, en el respeto absoluto a la persona y a la vida humana, especialmente cuando esa vida es más débil e indefensa”, ha resaltado.

Tarea evangelizadora y catequética

Mons. José Ángel Saiz exhortó a “seguir caminando juntos en la vida y en la misión de la Iglesia, en sinodalidad, poniendo en práctica la espiritualidad de la comunión”, porque “el Señor nos ha elegido y nos envía para que demos un fruto abundante y duradero. A pesar de las dificultades del momento presente, a pesar de nuestra pobreza y pequeñez”.

Para ello, “nos inspira el testimonio martirial de las santas Justa y Rufina, y de la beata Victoria; nos inspira la inmensa tarea evangelizadora y catequizadora de los santos obispos Leandro e Isidoro. Nos inspira la trascendencia histórica de la vida de san Fernando; nos inspira la labor pastoral y el amor a los pobres del beato Marcelo Spínola, la centralidad de la Eucaristía de san Manuel González, así como el ejemplo de las santas Ángela de la Cruz y María de la Purísima en su entrega a los más necesitados”.

Ante la desvinculación, la desconfianza y la liquidez de la vida, del mundo y del ser humano, es preciso que “que demos testimonio del ideal de vida cristiana, con una espiritualidad recia y profunda”.

Autoridades eclesiásticas

Cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes, miembros del Colegio de Consultores y del Cabildo metropolitano,  vicarios episcopales, delegados episcopales y diocesanos, diáconos, seminaristas, miembros de Institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica, el ordo virginum y las comunidades de vida contemplativa, fieles laicos, familias,  jóvenes, miembros de instituciones caritativas y sociales, de movimientos, asociaciones y diferentes realidades eclesiales y miembros de las hermandades y cofradías han acudido para acoger, rezar y arropar fraternalmente, a mons. Saiz Meneses, que junto a sus familiares y amigos de Terrassa, Barcelona, Sisante y Cuenca han acudido a la ceremonia.

Mons. Saiz tuvo también unas palabras de agradecimiento para sus padres, Jesús y Concepción, “que desde la casa del Padre se unen a nosotros”.

Autoridades civiles 

Mons. Saiz dirigió un  respetuoso y cordial saludo a las autoridades civiles, militares, judiciales y académicas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de la provincia y de la ciudad de Sevilla. “Os ofrezco mi colaboración leal en todo lo que se refiera al bien común y a la paz social de nuestro pueblo, especialmente a los más necesitados, a los más golpeados en estos momentos a causa de la pandemia”, ha referido.

A la ceremonia de toma de posesión asistieron el alcalde de Sevilla y a la Corporación Municipal. Acudieron también el Alcalde de Sisante; el teniente general Jefe de la Fuerza Terrestre; a la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico; el senador; el rector de la Universidad de Sevilla, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía; el presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla; el general director de Enseñanza del Ejército del Aire; la Junta de Gobierno de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla; el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla, y a los Hermanos Mayores de las Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis.

ARCHIDIÓCESIS DE SEVILLA


Más información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s