Letras apostólicas para el nombramiento de D. Vicente Ribas Prats como Obispo de Ibiza

FRANCISCO, OBISPO, Siervo de los Siervos de Dios, al amado hijo Vicente Ribas Prats, hasta ahora Administrador diocesano de la Sede Ebusitana, nombrado Obispo de la misma, salud y bendición apostólica.

Habiendo caído en la culpa los primeros padres del género humano e inficionados con la misma mancha todos sus descendientes, la bienaventurada Virgen María fue constituida por Dios como prenda para restaurar la paz y la salvación (cfr. León XIII, Augustissimae Virginis). Meditando sobre los singulares méritos de la Madre de Dios, y puestos bajo su amparo, dirigimos ahora nuestra atención a la comunidad Ebusitana, que, después del traslado del venerable hermano Vicente Juan Segura a la sede titular de Armentia y al oficio de auxiliar de la Archidiócesis de Valencia, ha sido privada de su Pastor. Tras una madura deliberación hemos decidido concederte este encargo pastoral a ti, amado hijo, que sobresales en la vida espiritual, en realizar bien las encomiendas que se te hacen y en la caridad y la prudencia.

Así, pues, en virtud de la plenitud de Nuestra potestad Apostólica, oído el consejo de la Congregación para los Obispos, te nombramos y te constituimos Obispo Ebusitano, otorgándote todos los derechos e imponiéndote todas las obligaciones inherentes a este ministerio.

En lo que se refiere a tu ordenación episcopal podrás recibirla en cualquier lugar fuera de Roma por cualquier Obispo católico, observadas las normas litúrgicas, pero antes de ser ordenado deberás hacer la profesión de fe y prestar juramento de fidelidad a Nos y a nuestros sucesores en esta Sede Apostólica.

Finalmente, te exhortamos a que, intercediendo la bienaventurada Virgen María, Reina del Santísimo Rosario, y de San José, su castísimo Esposo y Custodio del Redentor, sirvas con diligencia al pueblo de Dios, observando en todo lugar el magisterio de la Madre Iglesia.

Dado en Roma, en el Laterano, el día décimo tercero del mes de octubre, del año del Señor dos mil veintiuno, noveno de Nuestro Pontificado.

William Millea, Protonotario Apostólico

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s