Ha fallecido el cardenal Jozef Tomko, Prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y Presidente emérito del Pontificio Comité para los Congresos Eucarísticos Internacionales

8 de agosto de 2022.– Ha fallecido en Roma, a los 98 años de edad, el Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Jozef Tomko, del Título de Santa Sabina, Prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y Presidente emérito del Pontificio Comité para los Congresos Eucarísticos Internacionales.

Será enterrado en Košice en la Catedral de Santa Isabel.

Tras su fallecimiento, el Colegio Cardenalicio está formado por 206 miembros, de los cuales 116 son cardenales electores y 90 no electores.

Reseña biográfica del Card. Jozef Tomko

El cardenal Jozef Tomko nació en Udavské (Archidiócesis de Košice, República Eslovaca) el 11 de marzo de 1924. Completó sus estudios en la Facultad de Teología de Bratislava y, habiéndose trasladado a Roma, en el Pontificio Ateneo Lateranense y en la Pontificia Universidad Gregoriana, obtuvo las licenciaturas en Teología, Derecho Canónico y Ciencias Sociales.

Ordenado sacerdote el 12 de marzo de 1949, durante quince años (de 1950 a 1965) fue vicerrector del Colegio Pontificio de Nepomuk en Roma y del internado contiguo para sacerdotes de varios países, incluidos los de misión y de América Latina.

Desde 1962 ocupó el cargo de Asistente de Estudios y desde 1966 el de Jefe de la Oficina Doctrinal de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En ese período fue elegido como uno de los secretarios especiales de la I Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos en 1967.

En diciembre de 1974 fue nombrado Subsecretario de la Congregación para los Obispos.

El 12 de julio de 1979 fue nombrado Secretario General del Sínodo de los Obispos y elegido Arzobispo titular de Doclea. El Papa Juan Pablo II le confirió la ordenación episcopal el 15 de septiembre, fiesta de la Addolorata, Patrona de Eslovaquia.

En los seis años en que fue Secretario General del Sínodo de los Obispos, preparó y supervisó el desarrollo de la Asamblea Especial para los Países Bajos (1980), de la V Asamblea General Ordinaria sobre la familia cristiana (1980) y de la VI Asamblea General Ordinaria sobre la penitencia y el perdón en la misión de la Iglesia. También emprendió la preparación de la II Asamblea General Extraordinaria con ocasión del 20° aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II (1985) y de la VII Asamblea General Ordinaria sobre la vocación y la misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo (1987). Editó el volumen El Sínodo de los Obispos, naturaleza, método, perspectivas y también fortaleció la Secretaría General del Sínodo, dándole un nuevo dinamismo.

En las diversas tareas de su servicio eclesial, colaboró ​​como miembro, consultor o participante en actividades a nivel internacional en el campo del ecumenismo. Entre otras cosas, en 1972 formó parte de la delegación de la Santa Sede ante la Federación Luterana Mundial y ante el Consejo Mundial de Iglesias en Ginebra. También fue miembro de la Comisión Conjunta Católica-Luterana-Reformada sobre la Teología del Matrimonio. También encabezó la delegación de la Santa Sede a la reunión de Ministros europeos de Asuntos de la Familia, celebrada en Roma en 1981; fue miembro del Consejo Superior de las Obras Misionales Pontificias y se dedicó al estudio de los problemas de la vida consagrada, la justicia y la paz, de los laicos.

Después de una breve experiencia como docente en la Universidad Internacional «Pro Deo» (1955-1956), impartió cursos de actualización canónica en la Universidad Gregoriana de 1970 a 1978. A pesar de todos estos compromisos, nunca dejó de llevar a cabo la pastoral directa ministerio en numerosas parroquias de Roma y en la Diócesis de Porto-Santa Rufina.

Fue enviado varias veces por la Santa Sede a reuniones de obispos: en 1970 a la Conferencia Episcopal Panasiática en Manila; en 1973 en la Asamblea Plenaria de los cuatro Episcopados de Oceanía en Sydney; en 1979 en la Conferencia de Puebla; en 1980 en las celebraciones del 25° aniversario de la fundación del CELAM en Río de Janeiro; en 1981 en la reunión de SECAM en Yaundé.

Estos encuentros y las numerosas visitas realizadas a varios países, junto con las asambleas sinodales, le permitieron adquirir un conocimiento profundo de la realidad de muchas Iglesias particulares, así como experimentar una colegialidad efectiva y afectiva.

El 24 de abril de 1985 fue nombrado Pro-Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos por el Papa Juan Pablo II.

Fue creado cardenal por el Papa Juan Pablo II durante el Consistorio celebrado el 25 de mayo de 1985, asignándole la Diaconía de Jesús Buen Pastor en Montagnola. Ese mismo día, asumió el cargo de Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos que desempeñó hasta el 9 de abril de 2001.

Durante el Consistorio celebrado el 29 de enero de 1996, le fue asignado el Título de Santa Sabina.

En 1998 fue presidente delegado de la Asamblea Especial para Asia del Sínodo de los Obispos.

Del 15 de octubre de 2001 al 1 de octubre de 2007 fue presidente del Pontificio Comité para los Congresos Eucarísticos Internacionales.

Junto a los cardenales Julián Herranz Casado y Salvatore De Giorgi formo parte de la Comisión Cardenalicia, constituida el 24 de abril de 2012 por Benedicto XVI, para investigar la divulgación en televisión, periódicos y otros medios de comunicación de documentos bajo secreto oficial, lo que se conoció como el «Caso Vatileaks».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s