Noticias breves desde la archidiócesis de Mérida-Badajoz

merida-badajoz.jpg

16 de marzo de 2016.-

La Jornada Diocesana de la Juventud congregó a 1.500 jóvenes en Zafra

El sábado 12 de marzo se celebraba en Zafra la Jornada Diocesana de la Juventud (JDJ), en la que participaban más de 1.500 jóvenes. Entre las actividades del día encontrábamos talleres donde se trabajaban las obras de misericordia. Así, por ejemplo dar de comer al hambriento estaba a cargo de las Hijas de la caridad, Dar de beber al sediento a cargo de la ONG Marista SED, Dar posada al peregrino y vestir al desnudo a cargo de Cáritas diocesana, visitar al enfermo lo llevó la Pastoral de la Salud de Zafra o visitar a los presos la Pastoral penitenciaria.

Finalizados los talleres se celebraba la Eucaristía, que fue presidida por el Arzobispo, don Celso Morga. En su homilía les recordó a los jóvenes que son la esperanza de la Iglesia y del mundo y que deben trabajar por un mundo mejor sin caer en el desánimo y el desaliento. De manera muy gráfica el Arzobispo invitó a los jóvenes a “coger el toro por los cuernos” a afrontar las exigencia de la vida con valentía, viviendo las virtudes cristianas, y trabajar por un mundo mejor sin caer en el desánimo y el desaliento.

Comentando el texto del profeta Isaías que se acababa de proclamar, Richdon Celso exhortó a los jóvenes a que fueran auténticos, sinceros, que vivan la justicia y la misericordia de Dios que se expresa en obras concretas no en palabras vacías de sentido. Además les recordó el Arzobispo que Dios alienta en las luchas de cada día: “no nos quita las luchas”, dijo, “pero no deja de alentarnos en ellas”. Terminaba su homilía con una cita de San Felipe Neri: “Quien quiere algo distinto a Cristo no sabe lo que quiere. Quien pide otra cosa que Cristo no sabe lo que pide. Quien obra, pero no por Cristo, no sabe lo que hace”, con lo que invitaban a los jóvenes a colocar a Cristo como lo más importante de sus vidas.

Ejercicios Espirituales en familia de los Equipos de Nuestra Señora

Del 4 al 6 de marzo, 32 matrimonios y 25 niños de las diócesis de Plasencia y Mérida-Badajoz participaron en los ejercicios espirituales en familia organizados por el movimiento “Equipos de Nuestra Señora”, celebrados en Cabezuela del Valle. El tema tratado fue “La misericordia en la vida de familia” y se expusieron experiencias de la misericordia de Dios en la pareja y en los hijos. Se celebró un Via crucis en familia, así como el sacramento de la Penitencia y oraciones en familia y pareja.

Retiro de Cuaresma de la Hospitalidad de Lourdes

El pasado sábado 12 de marzo voluntarios y peregrinos de la Hospitalidad de Lourdes han celebrado un retiro de Cuaresma en la casa de ejercicios de Gévora. Una treintena de personas participaron, desde las 10.30 h., en una jornada de recogimiento en la que su consiliario, José María Barrantes Gil, les hizo reflexionar sobre la importancia de ser misericordiosos como Jesús, resaltando la necesidad de poner el corazón en la miseria para ser misericordiosos. El retiro finalizó a las 18 h. con la celebración de la Eucaristía y el canto a la Virgen de Lourdes.

La Diócesis comienza a trabajar en un nuevo Plan Pastoral

El 16 de diciembre se presentaba el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española, un proyecto en el que se hacen visibles los acentos en los que la Iglesia en España quiere poner su labor evangelizadora. Entraba en vigor con una jornada de ayuno el 22 de enero. Al hilo del Plan Pastoral de la CEE, las diócesis elaboran su propio plan partiendo de su contexto diocesano.

En el caso de la nuestra, la elaboración ya está en marcha. Se pondrá en pie durante este año y tendrá una vigencia de cuatro años a partir del próximo. Su base es la línea de renovación eclesial y renovación pastoral propuesta por el Papa en su encíclica Evangelii Gaudium y la carta pastoral de don Celso Morga La Misericordia, guía de la Nueva Evangelización. El borrador ha sido elaborado por una comisión de seis personas, miembros del Consejo del Presbiterio y del Consejo Diocesano de Pastoral. Consta de cinco bloques y ha sido enviado a las parroquias y delegaciones episcopales para que hagan aportaciones, buscando el protagonismo de toda la Archidiócesis.

Las aportaciones de las parroquias pasarán, antes del 15 de mayo, a los arciprestazgos, que se encargarán de concretarlas, igualmente harán las delegaciones diocesanas, y las enviarán a la Comisión Diocesana en junio. Con esas aportaciones la Comisión Diocesana realiza un borrador y lo presenta al Consejo Diocesano del Presbiterio, el Consejo Diocesano de Pastoral y el Colegio de Arciprestes, que realizan aportaciones. Con todo ello la Comisión Diocesana hace otro borrador y lo remite nuevamente a las los tres entes antes citados, los cuáles, en una sesión conjunta debatirán el Plan que posteriormente será aprobado por el Arzobispo.

La vigencia del Plan Pastotal Diocesano, que debe estar concluido en diciembre próximo, es de cuatro años, 2017-2020. De todo este trabajo saldrá un objetivo general y cuatro objetivos, uno por año, sobre cuatro grandes áreas: Comunión, Anuncio de la Palabra, Anuncio de la Fe y Servicio.

(Archidiócesis de Mérida-Badajoz)

merida-badajoz.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s